Seleccionar aqui tu idioma

jueves, 25 de abril de 2013

Danza Oriental:Su Bellaza y sus Multiples Ventajas
La danza del vientre (también llamada Danza Árabe) es una danza  que combina elementos tadicional de Oriente Medio junto con otros del Norte de África.
Origen 
El origen exacto de esta forma de baile es motivo de constante debate entre quienes se interesan por esta danza, debido principalmente a la escasa investigación llevada a cabo al respecto. La mayoría de los estudios los han realizado las propias bailarinas, en un intento por entender sus orígenes. No obstante, suele pasarse por alto que gran parte de la danza en Oriente Medio surge en el contexto social, no tanto en el de las representaciones en cabarets  a cargo de bailarinas profesionales, entorno éste más visible y glamuroso. Esto ha provocado una importante confusión en cuanto a la verdadera naturaleza de este baile, dando lugar a teorías contradictorias en un intento por explicar sus orígenes.
Estas son algunas de las teorías existentes:
Desciende de las danzas del antiguo Egipto.
procede de un baile de tipo religioso que practicaban antiguamente las sacerdotisas  de los templos.
formaba parte de las prácticas tradicionales de alumbramiento en la/s region/es de origen.
se había extendido gracias a las migraciones de los pueblo gitanos  y de grupos similares, de origen indio.
las mujeres hacían esto como un baile a la luna, era un baile nocturno y dejaban su vientre descubierto para que les diera fecundidad.
Dos puntos de vista sugieren la danza gitana como su origen. Se cree que los pueblos gitanos  y otros grupos humanos similares pudieron importar esta forma de baile en sus desplazamientos o adoptarlo sobre la marcha y difundirlo. Gracias a la fusión de las formas gitanas de baile con el Raqs Sharqi, estas teorías disfrutan de mayor popularidad en Occidente de la que tendrían necesariamente en sus países de origen  si bien esto puede deberse en parte a los prejuicios existentes sobre estos pueblos.
Sea cual sea el origen, la danza posee una larga tradición en Oriente Medio y África del Norte. A pesar de las restricciones que impone el Islam  en cuanto a la representación pictórica de seres humanos, existen algunas muestras de ello en todo el mundo islámico. Libros como The Art and Architecture of Islam 650-1250 muestran imágenes de las bailarinas en muros palaciegos, al igual que sucede con las pinturas en miniatura Persas de los siglos XII y XIII.

Fuera de Oriente Medio y de África del Norte , el baile del raqs sharqi se hizo popular durante el movimiento románticode los siglos XVIII y XIX, con la representación que los artistas orientalistas hacían de la vida de harén del Imperio Otomano . En esa época, bailarinas de distintos países del Oriente Medio comenzaron a mostrar estas danzas en distintas Ferias Universales, a menudo atrayendo casi más público que la propia exhibición tecnológica.
Algunos ritmos folklóricos
Felahi: propio de muchas zonas rurales de Egipto. De cadencia suave y oscilante
Beledi: se baila especialmente en El Cairo. Algo más sofisticado y sensual que las danzas populares.
Saïdi: típico del sur de Egipto. Es un estilo alegre, con melodías pegadizas.
Ghawazi: de la zona del Alto Nilo, desciende de las tribus gitanas. Se baila en grupo.
Hagallah: en Egipto occidental y este de Libia. En parejas las mujeres bailan delante de grupos de chicos que baten palmas. Es típico de las bodas.
Melaya Laff: propio de El Cairo y Alejandría. No tiene ninguna base tradicional. Uliliza una “melaya” o manto negro que se va desenrollando mostrando el cuerpo.
Danza del candelabro: consiste en bailar con un candelabro encendido en equilibrio sobre la cabeza.
Nubio: sur de Egipto y Sudán. Cantos colectivos acompañan a bailarines distribuidos según su estado civil.
Shaabi: en todo Egipto. Estilo actual de la música popular egipcia. Mezcla lo pop y danza oriental.
Estilo egipcio (Sharqi clásico o Cabaret moderno): en los países del mundo árabe y Occidente. Representa el estereotipo de la danza oriental.
Estilo Libanés: menos complejo y con más influencia occidental. Mezcla lo turco con lo que se hace en Egipto.
Estilo turco: es muy atrevido y provocativo.
Khaligi: al Este del Golfo Pérsico. Consiste en un pequeño constante rebote vertical del cuerpo, sacudida suave de la mano y movimientos muy marcados de cabeza y cabello..
Debke: Líbano, Siria, Jordania y Palestina. Baile tradicional, caracterizado por los pisotones que dan los bailarines para avanzar.
Tunecino: grandes twists de cadera.
Schikhatt: en Marruecos. Movimientos muy exagerados del pecho, centro de la pelvis y estómago.
Ouled Naïl: sur de Argelia. Manos muy agitadas, andando de lado a lado.
Estilo persa: en Irán. Nos recuerda al ballet, con las extensiones de brazos y delicados movimientos de las manos. La cara debe transmitir muchas emociones.
Danzas de la ruta de la seda: delicadeza de gestos y pasos.
Estilo romaní: Balcanes, Rumanía, Turquía y norte de la India. Se caracteriza sobre todo por los saltos.
Ritmos, movimientos y pasos fundamentales de la música árabe usados en la danza del vientre
Para la danza del vientre se utiliza prácticamente todo tipo de música de los países de Oriente Medio. Aunque hay tres grandes bloques: el pop, el flamenco árabe, la música lenta , la fusión y la percusión. Aun así hay diversos ritmos según el país y la región, y muchas bailarinas emplean varios.
Los movimientos de la danza oriental son muy sensuales, personales y son diferentes dependiendo de varios factores. El primero depende de la música. En el caso del pop, se utilizan movimientos de caderas y vientre, con golpes secos y cortos así como también la utilización de velo; en el flamenco árabe destacan los movimientos de piernas y brazos; en la danza fusión destacan movimientos fluidos de vientre y caderas; y en la percusión se mueve todo el cuerpo con golpes secos y fuertes, sobre todo pecho, caderas y vientre. Otro factor que influye son los objetos con los que se baila, es decir, no se baila igual con sable o bastón que con velo o con alas de Isis. También es influyente la vestimenta. Con las faldas de sirena, los movimientos son sobre todo de caderas. Debido a la forma no se utilizan los movimientos de piernas. Con las faldas anchas o de folclore árabe se mueven piernas, caderas y vientre. Las bailarinas crean ondas que simulan las dunas del desierto con estas faldas. Por último los pantalones bombachos permiten todo tipo de movimientos gracias a su comodidad. Además dependiendo de la zona se baila de manera distinta. No se baila igual en Egipto que en Marruecos. Por otro lado, cada bailarina acaba teniendo su propio estilo, su propia técnica y sus propios movimientos, ya que esta danza es muy personal.
Los pasos fundamentales de la danza oriental, y a partir de los cuales podemos enfrentarnos a cualquier coreografía son los siguientes:
- Péndulo: que es un balanceo suave de caderas de lado a lado, al que se le puede añadir una caminata.
- Subidas y bajadas de cadera: es el paso básico por excelencia, y consiste en mover la cadera de arriba abajo. Una de sus variantes más resultonas es “la pierna bonita”, movimiento típico libanés, que alterna subidas y patadas. Si lo haces caminando se convierte en “paso-punta”.
- Twist: consiste en girar rápida y alternativamente los lados de las caderas hacia delante y hacia atrás.
- Paso griego: Combina el péndulo con caminata y el twist.
- Paso a tres o “chassée”: deslizar el pie derecho arrastrando el izquierdo que está en punta, hasta el talón del pie derecho, que inmediatamente se adelantará. Luego se repite con la parte contraria.
- Desplazamientos laterales de cadera. Utilizando los músculos de la cintura, la pelvis y las rodillas.
- Círculos agrandes de cadera, con la cadera, torso y piernas
- Círculo africano: contrayendo los músculos del vientre y el glúteo trazamos un círculo.
- Movimientos infinitos horizontales y verticales, dibujados con las caderas.
- Otros infinitos, con los hombros, la cabeza…
- Desplazamientos laterales de pecho, moviéndolo de lado a lado dibujando una línea horizontal.
- Diamante y círculo de pecho.
- Camello con el pecho, desplazándolo hacia delante y hacia atrás hasta trazar un círculo vertical. También lo podemos hacer con las caderas mientras mantenemos fijo el pecho.
- Twist de hombros.
- Círculos horizontales con los hombros.
- Desplazamientos laterales de cabeza.
- Movimientos con los brazos: variaciones en las poses, círculos con las muñecas, manos y brazos de serpiente trabajando hombros, codo, antebrazos y mano…
- Contracamello: ondulación del cuerpo de la parte de debajo de las costillas.
- Onda del ombligo con los músculos del diafragma y del bajo vientre.
- Shimmy: movimientos muy rápidos y constantes que siguen el ritmo de la música, se pueden hacer con las caderas, las rodillas y los hombros, que cuando es extremadamente veloz se puede convertir en una vibración.
- Vueltas, muy vistosas y combinables con todos los pasos anteriores.
La salud y la danza oriental

Los beneficios de la danza oriental son tanto físicos como mentales. El baile es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza. A su vez trabaja directamente sobre los centros de energía corporales, eliminando tensiones y armonizando la energía; para las mujeres embarazadas, es un excelente ejercicio para preparar el vientre antes del parto y luego de este, ayuda a recuperar el área del abdomen; estimula la femineidad. Se centra principalmente en los músculos del torso, si bien también mejora la fuerza en las piernas. Muchos estilos de baile hacen hincapié en trabajar de forma aislada los músculos, enseñando a mover varios músculos o grupos musculares de forma independiente. Los movimientos que incorporan el velo fortalecen igualmente los brazos, los hombros y el tronco superior en general, mientras que los crótalos aumentan la fuerza de los dedos, trabajándolos uno a uno. La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución, siendo el bailarín quien controla el nivel de exigencia física.Algunos médicos la recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación para el mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.Hay vídeos sobre el parto natural donde se puede presenciar la mujer dando a luz de pie, bailando y dejándose llevar por la música y el ritmo natural de sus contracciones, moviendo suavemente la cadera mientras su bebé se abre camino por el canal del parto.
La danza del vientre es una de las formas de danza más antigua. Además de su realización en las ceremonias religiosas, también formaba parte de los ejercicios de preparación al parto, por lo que la convierte en una de las formas más antiguas de instrucción para que dar a luz fuera menos doloroso y más satisfactorio. Incluso se dice que en el momento del parto, algunas mujeres de la tribu rodeaban a la parturienta mientras realizaban la danza del vientre, para que ésta hiciera los mismos movimientos como acto reflejo, reduciendo así el dolor de las contracciones.
La danza oriental y la pérdida de peso
Aparte de ser una manifestación artística, la danza oriental se ha adaptado como programa de ejercicio. Al tratarse de un entrenamiento cardiovascular completo y fortalecer los músculos abdominales, está ganando popularidad entre hombres y mujeres que desean perder peso, ganar flexibilidad y firmeza y perder barriga de forma rápida. Una sesión intensa de sesenta minutos puede quemar alrededor de 330 calorías.Además mejora mucho la postura. Es una disciplina que no tiene límite de edad ni contextura física.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.