Seleccionar aqui tu idioma

sábado, 20 de abril de 2013


Orgasmo

El orgasmo o clímax (significa «escalera» o «subida») es el momento culminante del plazer sexual .
Antes del orgasmo, sube la concentración de la sangre en los genetales hasta un máximo, y durante el clímax se dan contracciones de los músculos de esta zona del cuerpo, en la cual se descarga la tensión sexual.
Como llegar al orgasmo
En Aspectos generales Se puede llegar al orgasmo con una gran variedad de actividades. En el caso de los hombres, se puede alcanzar la suficiente estimulación en el pene mediante la práctica coital vaginal,anal u oral o mediante masturbación o sexo sin penetración. Para las mujeres, se puede llegar a la suficiente estimulación sexual mediante el coito vaginal, sexo oral o mediante masturbación o sexo sin penetración. También se puede llegar al orgasmo mediante el uso de juguetes sexuales, como vibrador o electroestimuladores eróticos. También se puede alcanzar mediante la estimulación de los pezones , el útero u otras zonas erógenas aunque es menos común. Además de llegar mediante la estimulación física, se puede alcanzar el orgasmo mediante únicamente excitación psicológica, como durante los sueños eróticos(Polución nocturna de hombre o mujeres) o el control del orgasmo. Los orgasmos originados únicamente mediante estimulación psicológica fueron reportados por vez primera entre personas con lesiones de médula espinal. Aunque las lesiones de médula espinal suelen acarrear la pérdidad de ciertas sensaciones y altera la percepción de uno mismo, una persona con estas alteraciones no deja de tener impulsos sexuales como la excitación sexual y los deseos eróticos.
Modelo de dos estadios El punto de vista tradicional es que hay dos estadios en los orgasmos masculinos: eyaculación seguida de orgasmo casi instantáneamente seguido por un periodo refractario (que impide que el hombre tenga varios orgasmos seguidos).y de otra forma a la determina los estados fisiológico antes y después del orgasmo.


Orgasmo múltiple Masculino En contraste con el modelo de dos estadios del orgasmo masculino, afrima cierto cientifico que al igualar el orgasmo y la eyaculación cueda establecido que se pueden tener varios orgasmos y que «de hecho, algunos hombres son capaces de continuar un orgasmo con otro y un tercero y cuarto». Aunque es raro en hombres conseguir orgasmos múltiples, los hombres que han tenido orgasmos múltiples y consecutivos reduciendo el periodo refractario. Algunos hombres se pueden masturbar durante horas, llegando al orgasmo varias veces. Muchos hombres que comienzan a masturbarse o su actividad sexual antes de la adolescencia son capaces de conseguir múltiples orgasmos sin eyaculación. Algunas pruebas indican que los orgasmos de los hombres antes de la pubertad son cualitativamente similares a la experiencia normal del orgasmo femenino, ya que no hay eyaculación ni periodo refractario, lo que sugiere que los cambios hormonales que ocurren en la pubertad tienen una fuerte influencia en el orgasmo masculino.
Se cree que un aumento de la producción de la hormona oxitocina durante la eyaculación es la principal responsable del periodo refractario, y la cantidad en la que esta hormona se incrementa puede afectar a la duración del periodo refractario. Otro compuesto químico considerado el responsable del periodo refractario másculino es la prolactina, que reprime la dopamina, responsable de la excitación sexual. Por eso existe un interés experimental en drogas que inhiben la prolactina, como la cabergolina  (también conocida como Cabeser o Dostinex). Informes anecdóticos sobre la cabergolina sugieren que se puede eliminar el periodo refractario, permitiendo a los hombres experimentar orgasmos múltiples eyaculatorios en una rápida sucesión. Al menos un estudio científico apoya estas pruebas, pese a que la cargolina es una medicación que altera las hormonas y tiene muchos efectos secundarios potenciales. No se ha aprobado para tratar la disfunción eréctil. Otra razón para la falta o ausencia del periodo refractario es un aumento en la producción deoxitocina . Se cree que la cantidad en la que se produce afecta a la duración de cada periodo refractario. En 1995 se llevó a cabo un estudio en la Universidad Rutgers  un estudio que logró documentar orgasmos múltiples naturales y con eyaculación completa en hombres adultos. Durante el estudio, se experimentaron seis orgasmos con eyaculación completa en 36 minutos, sin aparente periodo refractario.
La mayor parte de los hombres multiorgasmicos (y sus parejas) informan de que refrenar la eyaculación da como resultado un estdo post-orgásmico mucho más energético. Una técnica para retrasar la eyaculación es ejercer presión en el perineo, a medio camino entre el escroto  y el ano, justo antes de la eyaculación. Sin embargo, esto puede llevar a eyaculación retrógrada, por ejemplo, redirigiendo el semen a la vejiga urinaria en vez de salir hacia el exterior por la uretra. También puede causar daños a largo plazo por la presión que se ejerce en los nervios y vasos sanguíneos del perineo, semejante al que tienen algunos hombres que andan en bicicleta con asientos estrechos durante largos periodos de tiempo. Los hombres que han sido operados de la próstata o de la vejiga, por alguna razón, pueden experimentar orgasmos secos causados por eyaculación retrógrada.

En mujeres La mayoría de las mujeres, 70-80% en las estadísticas generales, requiere estimulación clitoriana directa (puede se manual,oral u otra fricción concentrada contra la parte externa del clítoris) para alcanzar el orgasmo, aunque la estimulación clitorica indirecta (por ejemplo vía penetración vaginal )también puede ser sufuciente. Los orgasmos clitoriales son más fáciles de conseguir porque el glande del clítoris , o el clítoris en sí, tiene más de 8.000 terminaciones nerviosas , tantas o más que el pene humano, así como más que cualquier parte del cuerpo humano. Como el clítoris es homólogo  al pene, es equivalente en su capacidad de recibir estimulación sexual. Rodea a la vagina en una forma parecida a una herradura , con patas que se extienden a lo largo de los labios vaginales y hasta el ano.
Un concepto erróneo, especialmente en algunas publicaciones de investigación, es que la vagina es completamente insensitiva. Sin embargo, hay áreas en la pared vaginal anterior y entre la unión superior de los labios menore  y la uretra que son especialmente sensitivas. En cuanto a densidad específica de terminaciones nerviosas, mientras que el área comúnmente descrita como el punto G puede producir un orgasmo, este se encuentra en la esponja uretral, en el "techo" de la vagina y puede crear sensaciones de placer cuando es estimulado. El intenso placer sexual y el orgasmo por la estimulación vaginal es ocasional, ya que la vagina tiene significativamente menos terminaciones nerviosas que el clítoris.
La educadora sexual Rebecca Chalker declara que solo una parte del clítoris, la esponja uretral, está en contacto con lo que lo pueda estimular desde la vagina. Añado que la punta del clítoris y los labios menores, que también son muy sensibles, no reciben estimulación directa durante el coito. Es por esto que algunas parejas se acoplan con la mujer encimao usando la técica de alineamiento coital para maximizar la estimulación clitoriana. Para algunas mujeres, el clítoris es muy sensible tras el clímax, haciendo la estimulación adicional inicialmente dolorosa.
Todas las mujeres son potencialmente multiorgásmicas, pero los hombres multiorgásmicos son poco comunes.Aunque generalmente las mujeres no experimentan periodo refractorio y pueden tener un orgasmo adiccional o múltiples orgasmos, rápidamente después del primero, algunas fuentes decclaran que tanto hombres como mujeres tienen periodo refractario, ya que las mujeres también tienen un periodo tras el orgasmo en el que más estimulación no produce excitación. Tras el orgasmo inicial, los orgasmos subsiguientes en la mujer pueden ser más fuertes o más placenteros por la estimulación acumulada.

Categorías vaginal y clitoriana
Los análisis del orgasmo femenino son complicados ya que son típicamente divididos en dos categorías: orgasmo clitoriano y orgasmo vaginal (o Punto-G)No se debe hacer distinción entre tipos de orgasmo femenino. Esta distinción comienza con Sigmund Freud , quien postulaba el concepto de orgasmo vaginal como uno separado del orgasmo clitoriano. En 1905, Freud declaró que los orgasmo clitóricos son un fenómeno puramente adolescente y que al llegar la pubertad, la respuesta adecuada de una mujer madura es tender hacia los orgasmos vaginales, es decir, sin ninguna estimulación del clítoris. Aunque Freud no proveía ninguna prueba para esta suposición básica, las consecuencias de esta teoría fueron considerables. Muchas mujeres se sintieron inadecuadas cuando no conseguían llegar al orgasmo únicamente por vía vaginal, incluyendo poca o ninguna estimulación clitorial, ya que la teoría de Freud hacía de la relación pene-vagina el componente central de la satisfación sexual de la mujer.
Alfred Kinsey fue el primer investigador en criticar duramente las ideas de Freud sobre la sexualidad y el orgasmo femeninos, ya que a través de sus entrevistas con miles de mujeres, Kinsey descubrió que la mayoría de las entrevistadas no podían tener orgasmos vaginales.
Relaciones clitóricas y vaginales Aunque la vagina es capaz de producir orgasmos, continúa siendo objeto de debate por su bajo nivel de concentración de terminaciones nerviosas, por la inconsistencia de la localización del punto-G o incluso por no aparecer en algunas mujeres, y por ser una extensión de otra estructura (como la gládula de Skene  o el clítoris, que es una parte de esta glándula).

Control consciente del orgasmo
Para experimentar placer sexual intenso no es necesario que el orgasmo se produzca en cantidades grandes, sino que está más relacionado con la capacidad de sobrellevar el autocontrol  y en cierta medida con la autoestima. Por eso, un "juego sexual"es más placentero que una simple "caza del orgasmo", que lleva a disfunciones como el orgasmo fingido. La denominación en varios idiomas para la actividad sexual en pareja lleva consigo la palabra "juego".
La intensidad del orgasmo femenino puede aumentarse con algunas técnicas, como el cambio de intensidad de los contactos corporales, estimulaciones múltiples (por ejemplo, del clítoris y los pechos a la vez) y una puesta en escena del acto sexual como juego, por ejemplo juegos de rol en los cuales los amantes asumen papeles activos, pasivos o imaginarios, o el vendado de los ojos. Esperar el orgasmo o someterse a presión, en cambio, es considerado obstáculo para la experimentación de placer.
Con experiencia creciente, los hombres aprenden a controlar su orgasmo a través de la autodisciplina. Así sobre todo pueden retrasarlo, lo cual puede aumentar la intensidad del placer. También la pareja tiene posibilidad de ayudarle a controlarlo a través de cambios de intensidad de los estímulos.
Una técnica popular es la interrupción del coito y de la estimulación en general cuando los amantes ya han conseguido un nivel de excitación avanzado. En ella se basa el tantra hindú, y la combina con técnicas de respiración para transformar la vivencia del orgasmo, por ejemplo, en un estado de éxtasis perdurable.
Partes de la colección de textos india Kamasutra  comprueban que ya en la Antigüedad  el ser humano se ha preocupado por técnicas para aumentar el placer sexual. Una cuestión interesante es que hoy en la India la moral en cuestiones sexuales es bastante conservadora.
Tanto en el hinduismo como en el budismo, el sexo es visto como acto espiritual, y el aumento del placer es solamente un producto colateral de éste.


Anorgasmia Se denomina una disfunción que impide experimentar el orgasmo de manera temporal o constante, con respuesta sexual normal en las fases fuera del orgasmo.
Es más común en las mujeres que los hombres: solamente un tercio de las mujeres sexualmente activas reportan que llegan al orgasmo con regularidad, y entre 5 a 10 % nunca lo han experimentado.En el caso de los hombres, hace falta diferenciar la anorgasmía de la disfunción eréctil y de problemas de eyaculación.
Sobre todo en el caso de la mujer juega un papel importante que la anatomía de los órganos sexuales todavía no es comprendida en su totalidad (recién en el año 1998, por ejemplo, se descubrió el verdadero tamaño del clítoris)

Paraplejía
Personas que sufren de paraplejía  no tienen sensaciones físicas a partir de la parte dañada de la médula espinal . Sin embargo, hay casos donde estas personas pueden ser capaces de alcanzar orgasmos normales.
Algunos parapléjicos utilizan un aparato llamado Brindley Stimulator , que a través de contactos debajo de la piel puede hacer vibrar al abdomen . La función primaria del aparato es estimular a los intestinos y a la vejiga  para causar la defecación o la micción. Sin embargo, también provoca estimulación y excitación sexual y puede llevar a estas personas a disfrutar un orgasmo, que según reportes es altamente placentero.

Antigüedad
Los antiguos griegos le daban un alto valor al orgasmo, no importando si éste se alcanzaba a través de la masturbación o del sexo homo- o heterosexual. Los romanos reservaban el orgasmo al hombre; no era deseado que las mujeres tuvieran sentimientos agradables en el acto sexual. Un hombre que ayudaba a su esposa a llegar al orgasmo con técnicas como el cunnilingus era visto como impotente
Sin embargo, en varias culturas - entre ellas también la griega y la romana - se ha comprobado la existencia de objetos que ayudaban a la mujer a llegar al orgasmo, la mayoría, en forma de falo. Los primeros de ellos se encontraron en Pakistán  y datan de alrededor de 4.000 a. C.


 Edad Medieval y Edad Moderna
Los tabúes sexuales que se difundieron en la moral del Medioevo y en ciertos grupos culturales que influyen hasta hoy, derivaron de las religiones que asumieron el NeoPlatonismo como criterio de interpretación, justo en tales ideologías es donde lo corpóreo, material y genital era lo opuesto a lo bueno, celeste y espiritual dando lugar a su propia idea del sexo. El orgasmo, sobre todo el femenino, no era visto como algo "natural" sino como material, maligno, corpóreo y para algunos diabólico . Hasta épocas recientes algunas conductas que son vistas como "normales" en sociedades tolerantes de hoy eran entonces prohibidas, así por ejemplo, en Alemania, hasta 1994 era vigente el Artículo 175  que penaba relaciones homosexuales.
A partir del Siglo XV es documentado que los médicos europeos se valieron de la ayuda manual para que las mujeres con enfermedades catalogadas como "histeria" (por ejemplo, nerviosidad y dolores de cabeza) pudieran conseguir el orgasmo. En el Siglo XIX estas prácticas disminuyeron dado que se empezaron a comercializar otra vez aparatos como los primeros vibradores. En el mismo siglo, la literatura medicinal mencionaba varias veces al orgasmo femenino y lo describía - erróneamente - como necesario para una concepción exitosa. En Francia ya era común la expresión la petite mort , la pequeña muerte, para referirse al orgasmo femenino.
Siglo XX Los cambios en las concepciones morales, la disminución de la influencia de la Iglesia y mejores métodos científicos hicieron posible investigar el fenómeno de manera más profunda y ayudaron a destabuizarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.