Seleccionar aqui tu idioma

lunes, 29 de julio de 2013

Decoración  Isabelina
El estilo Isabelino es el que se impuso durante el reinado de Isabel II de España. Este estilo tiende a recuperar los rasgos distintivos del estilo Imperio. Se vuelven a emplear materiales tradicionales como la caoba, pero el más destacado es el palo santo por ser una madera dura y con una veta interesante. La reina Isabel II de España queda huérfana de padre a los tres años, a los diez es alejada de su madre, y con trece años ya asume el reinado. A los dieciséis contrae matrimonio con don Francisco de Asís, y es derrocada a los treinta y ocho años.
Más allá de su triste historia, esta reina da nombre a un estilo de mobiliario muy particular, que tiende a recuperar los rasgos distintivos del estilo Imperio, empleando el lujo y el poder como símbolos.
Hay un retorno al uso de la caoba, pero se agregan materiales nuevos como el palo santo, o el nogal.
La marquetería adquiere fuerza frente al empleo del bronce.
Nostalgia de Napoleón:
En el convulsivo panorama político de reparto de poderes entre los monarcas, nace una nueva forma de ver el mueble con innegables influencias del estilo Imperio, del cual tomará formas y materiales, el uso de cabezas de esfinge y garras, que simbolizaban las victorias de Napoleón.
Las líneas generales son rectas, con una sencillez que posibilita la construcción de grandes muebles de aspecto cúbico y sólida robustez.
La influencia de la burguesía se traduce en las sillas, mesas, camas, y demás. Los palacios de los reyes se colman de fastuosidad.
La tapicería en los muebles se emplea con profusión. Las patas de los muebles se tornean al estilo Luis XVI, mientras los brazos adquieren formas curvadas que recuerdan a los cisnes y seres fantásticos.
La industrialización permite una mayor economía en la fabricación de muebles. Los sofás y camas del estilo Isabelino son de góndola. Se retorna a los tres pies del estilo Imperio, y de Pompeya en el siglo I, que aparece en veladores o mesas.
También se usan las opciones de un solo pie central, formas torneadas y poligonales, etc. Las consolas vuelven a tallarse, y reaparecen las volutas.
Materiales:
La caoba característica del mobiliario del siglo XVIII, que incluye chapas decorativas de palmas, es retomada por el estilo Isabelino, pero con el tiempo será sustituida por materiales como el pino o el ébano. Pero el material preferido fue el palo santo, por ser una madera pesada y dura, con tonalidades variadas, desde el amarillento al castaño.
Reemplean los papeles pintados en lugar de las sedas de antaño.
Ls muebles, están inspirados en el estilo Boullé y sus paras cabriolé tienen aplicaciones de bronce, que era un material característico del estilo Imperio, pero paulatinamente se prefirió la marquetería como recurso decorativo. La marquetería fue muy usada en los filetes de los muebles de la corte.
IDEAS: 






















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.