Seleccionar aqui tu idioma

jueves, 12 de septiembre de 2013

¿Puede un hombre fracturarse el pene? 
 
La respueste es un redondo Sí.
A pesar de su localización externa, su movilidad y su elasticidad explican que raramente se produzca una lesión del pene. No obstante, el pene es un órgano que se puede lesionar durante la actividad sexual (rotura de frenillo o de cuerpos cavernosos)
Esta lesión urológica afecta a uno de cada 100.000 habitantes. Recordemos que el interior del pene lo ocupan tres espacios cilíndricos o senos de tejido esponjoso recubiertos de una capa membranosa. Los dos mayores son los cuerpos cavernosos, que se localizan a ambos lados y por encima del tercero, el cuerpo esponjoso, que abraza la uretra . Estos espacios se llenan de sangre durante la excitación sexual para provocar laerección. Es precisamente en este estado cuando puede ocurrir la fractura, debido a la práctica de posturas eróticas forzadas o si se efectúa una penetración de forma inadecuada.
Desgarro de frenillo
Esta situación se produce durante el coito, en el cual un frenillo corto y tirante se desgarra de forma total o parcialmente, produciendo dolor e incluso una hemorragia llamativa. El tratamiento consiste en la sutura quirúrgica (la operación también sirve para alargar el frenillo) con anestesia local, pudiendo comprimir y ocluir la zona hasta que esto se produzca.
Fractura del pene
La fractura del pene ocurre cuando se le aplica una fuerza anormal y tangencial en estado de erección (generalmente durante el coito, cuando la pareja se coloca encima a horcajadas). Esta fractura supone un desgarro en la túnica albugínea, una espesa capa fibrosa que envuelve a los cuerpos cavernosos (los dos cilindros que albergan el tejido eréctil del pene). La mayoría de los casos (75%) ocurren en un solo cuerpo cavernoso, el 25% afecta a ambos lados, y en el 10%, la lesión se extiende a la uretra.
La lesión es sumamente dolorosa y requiere cirugía. ¿Cómo se trata la fractura de pene?
Es importante acudir de inmediato a un urólogo. Este problema requiere tratamiento quirúrgico en la mayoría de los casos, para suturar el desgarro. No obstante, muy ocasionalmente puede tratarse de forma conservadora, con reposo, antiinflamatorios y bolsas de hielo (siempre cubiertas con un paño antes de aplicarlas a la piel, para evitar quemaduras), si bien la posibilidad de que existan secuelas (incurvaciones, disfunción eréctil, etc.) es mayor.
Cuando la uretra no presenta daños, se procede a drenar cualquier acumulación de sangre (hematoma) y a reparar el tejido lesionado del cuerpo cavernoso, y de la túnica. El tratamiento quirúrgico produce resultados satisfactorios en cerca del 80% de los pacientes; en el resto, el dolor residual y las deformidades pueden provocar dificultades a la hora de las relaciones sexuales. Todas la lesiones de uretra deben repararse, aún así la estenosis uretral (estrechamiento) se da a largo plazo en el 20% de los casos después de la cirugía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.