Seleccionar aqui tu idioma

miércoles, 23 de octubre de 2013

Deseo Sexual

El deseo sexual es el motor de la sexualidad. Toda relación de pareja debe tener un buen nivel de deseo mutuo para que funcione, de lo contrario, puede convertirse en una relación aburrida, monótona y más amistosa que romántica.
El que haya un buen nivel de deseo, no significa que la pareja quiera hacer el amor en cualquier momento y en cualquier lugar.
Los niveles de deseo sexual de él pueden diferir de los deseos de ella en ocasiones, lo cuál no significa que uno de los dos no guste ya del otro, sino que en el tema del deseo sexual muchos factores intervienen, afectando a ese motor sexual por diferentes motivos y de diferentes maneras.
Algunos de estos factores son:
Estado anímico
Estilo de vida
Hormonas sexuales
Educación
Fantasías sexuales
Creencias morales y religiosas
Sentimientos hacia la pareja
Testosterona
Es la hormona del deseo sexual en ellos y ellas,  nuestra conducta sexual esta determinada por la influencia que ejercen algunas hormonas en nuestro cuerpo y la testosterona es una hormona clave en el deseo sexual que sentimos hacia alguien. Los hombres tienen más testosterona que las mujeres, pero,  no significa que los hombres gocen de mayores niveles de deseo y las mujeres de muy poco. De hecho, el fabuloso cuerpo femenino, es más susceptible y sensible a la acción de la testosterona que el de los hombres.
El deseo femenino tiene mucho que ver con el ciclo menstrual. Durante este ciclo, se producen fluctuaciones en los niveles de hormonas en el cuerpo. Por ejemplo, los días previos a la ovulación, la secreción de estrógenos es mayor, por lo que el deseo también lo es, luego de haber tenido la menstruación, el nivel de hormonas decae y con él, el deseo.
Con la menopausia, los niveles de estrógeno bajan considerablemente y además, los ovarios disminuyen su producción de testosterona, por lo que el deseo sexual se ve disminuido en esta etapa de la vida, contrario a los hombres quienes hasta los 50 años tienen un deseo normal, luego de esa edad puede declinar un poco.
El deseo masculino y el femenino son muy diferentes entre si. El deseo masculino es de carácter impulsivo, se produce y se proyecta desde sus adentros, mientras que el deseo de la mujer se genera principalmente a partir de la estimulación sexual que su pareja le provoque mediante besos, caricias, palabras,juegos previos  y juegos sexuales .
Los hombres enloquecen por el sexo matutino porque su testosterona aumenta un 30% durante la mañana, por el contrario, las mujeres aumentan el deseo por la noche cuando están más relajadas
El descenso del deseo… Todas las personas pasarán por momentos en sus vidas donde el deseo sexual sea lo último que les importe. Es normal, pero debe hablarse, visualizar la razón que hay detrás de ello y querer solucionar la libido baja.
Cada motivo del por que de la disminución en las ganas dehacer el amor, tiene una solución:
Medicamentos: Algunos medicamentos como los antidepresivos, los ansiolíticos, tratamientos hormonales, entre otros, pueden poner tu deseo por el piso. La solución no es dejar los medicamentos pues tu cuerpo los esta necesitando, sino, hablar con el doctor y buscar otras marcas de fármacos o variar las dosis para que tu deseo no se vea tan afectado.
Estrés: El estrés es una epidemia mundial. Cuando tenemos problemas en el trabajo, la casa, la familia, etc, nuestra cabeza esta muy ocupada tratando de solucionar esos dilemas como para detenerse y pensar en el sexo, que en esos momentos parece insignificante. La solución: organizar mejor tu tiempo, y darte unos minutos del día para relajarte
 Problemas psicológicos-emocionales: Cuando atravesamos una adversidad de este tipo, el cuerpo no esta en condiciones de responder al deseo carnal. Una muerte, separación, enfermedad o cualquier otra pérdida nos bajarán el deseo y aquí es importante darle tiempo al cuerpo de reestablecerse y sanar para poder dedicarle tiempo al campo sexual que nuestro cuerpo también requiere.
Rutina y aburrimiento:
La monotonía sexual nos puede atacar en cualquier momento y echarnos a perder la belleza de la sexualidad. No esperen que esto suceda para salpicar su vida sexual de nuevos movimientos y técnicas. Traten de no hacer el amor siempre en el mismo lugar, varíen no solo el lugar, también la hora,el ambiente, los juegos previos, las posiciones sexuales,los implementos, el juegos sexuales, las zonas del cuerpo que acarician y estimulan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.