Seleccionar aqui tu idioma

martes, 22 de octubre de 2013

Himenoplastia,Himenorrafía o Reconstrucción del anillo himeneal.
El himen: la membrana himeneal
El término 'himen' o membrana himeneal puede llegar a ser confuso, ya que realmente no existe una membrana. Entre la semana 7 y 11 del desarrollo embrionario, se produce la formación del sexo interno. Los límites genitales se fusionan y forman el escroto, en el caso del hombre. En la mujer se forman los labios menores y mayores (el labio interno y externo). El himen es el pliegue mucoso con un orificio en el centro. Existe una gran variedad de formas y orificios de himen, también relacionados con la edad.
En el caso de mujeres sexualmente activas, los restos del himen se describen como 'carúnculas mirtiformes'.
La himenoplastia  es una técnica quirúrgica que reconstruye el himen roto y devuelve la virginidad,la reconstrucción de himen se puede hacer poco o mucho tiempo después de su ruptura, y lo que consigue esta operación es que se vuelva a producir un pequeño desgarramiento durante la primera semana de tener relaciones sexuales con penetración, reconstruir el himen se consigue mediante suturas muy delicadas ya que, se pueden volver a unir pequeños fragmentos de himen que aún quedan en la vagina. Para que al cicatrizar, queden unidos estos fragmentos, se realiza una incisión en los bordes de cada fragmento. Si se da el caso que no quedan fragmentos de himen en la vagina (o estos fragmentos son tan minúsculos que ya no se pueden unir), o se da el caso que una mujer no tiene himen porque nació libre de él, se puede, mediante una porción de la mucosa vaginal, reducir la apertura del introito vaginal, que no es más que la entrada de la vagina. Así, reduciendo la apertura de la vagina , se consigue el efecto de tener un himen real.La cirugía de reconstrucción del himen que es un procedimiento muy sencillo. Para saber si se puede hacer la cirugía, es necesario que la paciente venga a la consulta para poder valorar la factibilidad del procedimiento porque depende del grado de desgarro que la mujer sufrió en la relación sexual. Se practica bajo anestesia local, dura alrededor de un cuarto de hora y tiene un precio de aproximadamente 2.000 euros.


Reparación de introito
El orificio de la vagina recibe el nombre de introito. En la parte anterior se encuentra la uretra, que es el conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior. En la parte posterior tiene forma de media luna y se llama horquilla vulvar. A ambos lados del introito hay unos conductos diminutos, que no son visibles a simple vista, por donde las glándulas de Bartholino drenan una secreción que lubrica la vulva durante el coito.
El himen puede cubrir por completo el introito pero, en general, lo rodea como un anillo ajustado. Cuando lo cubre por completo tiene unos pequeños orificios por donde drena la sangre menstrual.
En raras ocasiones, el himen cubre la entrada por completo y no tiene orificios por donde pueda salir el flujo menstrual. En estos casos, hay que hacer una pequeña cirugía para solucionar el problema.Cirugía del himen
Reconstrucción sencilla 
La reconstrucción del himen consiste en la unión de los restos del himen. Esto se debe realizar poco antes de que se vayan a mantener relaciones sociales. Es una intervención sencilla que se debe realizar 1 mes a 6 semanas antes de la boda para que los puntos internos hayan tenido tiempo de curarse por completo. Esta intervención se puede llevar a cabo con anestesia local.
Alloplant
Se puede utilizar un material biológico 'desgarrable' Se trata de una medida temporal que, normalmente, se lleva a cabo poco antes de la boda.
Los tres pasos de una operación para reconstruir el himen.
1. EL TEJIDO DAÑADO. La membrana que cubre la entrada a la vagina es elástica y fibrosa. Su ruptura causa un ligero sangrado.
2. RECONSTRUIR LO DESHECHO. Se suturan los pequeños restos de himen que hayan quedado, de forma que se vuelva a sangrar en el coito.
3. TOTALMENTE NUEVO. Se deja un pequeño orificio que permita la salida de fluidos corporales. Los puntos se reabsorben en poco tiempo.

El himen: hechos de interés científico
En el 99.9% de los casos, el himen se crea embrionalmente: esto significa que 1 de cada 1000 mujeres nacen sin himen.
El 44% de las mujeres no sufren una pérdida de sangre durante la desfloración, la primera penetración vaginal.
Debido al aumento del número de mujeres inmigrantes en la fase de vida fértil en nuestra sociedad multicultural, aumenta el número de solicitudes de una operación de reconstrucción del himen.
De la investigación de desprende que muchos jóvenes de la zona mediterránea siguen considerando muy importante la virginidad de su (futura) mujer en la noche de bodas.
El 40% de las chicas implicadas cree que es injusto que esto sólo sea aplicable al sexo femenino.
El 25% aprueba el sexo antes del matrimonio, en una relación estable.
El 89% quiere “sangrar” en la noche de bodas, ya que supone una honra para los padres, la pérdida del miedo a represalias o a ser repudiados.
El 50% de las chicas entrevistadas exigiría que su propia hija respetara esta norma en el futuro.
Tipos de himen

Hímenes considerados normales o típicos: Son aquellos en los cuales el orificio está en el centro, hacia arriba o en la línea media. Así, se reconocen tres tipos de hímenes típicos: anular, semilunar y labiado. el himen más frecuente entre los examen médico legales ginecológicos es el dilatable.
Anular. Presenta un orificio central, rodeado por membrana con un ancho más o menos igual. Sus puntos débiles están en 2, 5, 7 y 10 de la carátula de reloj.
Semilunar. Tiene el orificio desplazado hacia la porción superior, de modo que por debajo queda una medialuna de membrana. Sus puntos débiles están en 4 y 8.
Labial o labiado. Tiene un orificio alargado en la línea media, de dirección sagital, con membrana a uno y otro lado, a la manera de labios. Puede romperse en los puntos 6 y 12.
Franjeado o de herradura
Herradura franjeado
Estrelado
Hímenes anómalos o atípicos:
Comprenden múltiples variedades que escapan al tipo de descripción sencilla de los hímenes típicos. Entre los más frecuentes se encuentran.
Biperforado, septado o tabicado (con dos perforaciones). Cuenta con un tabique horizontal o vertical que divide el orificio en dos.
Herradura obturada.
Hipertrofiado (muy grande).
Imperforado (sin perforaciones).Carece de orificio y requiere intervención quirúrgica para la salida de la sangre menstrual
Trifoliado (de tres pliegues).
Multifoliado (de varios pliegues).
Coroliforme (parecido a la corola de una flor).Presenta prolongaciones a la manera de pétalos que se disponen unos sobre otros.
Himen complaciente
El himen dilatable, mejor conocido como himen complaciente, presenta un orificio que permite el paso del pene o de dedos sin romperse y vuelve a las dimensiones normales una vez que aquél o aquellos se retiran. La presencia de una mayor cantidad de fibras elásticas en su composición, le aporta una gran flexibilidad. Fisiológicamente esta condición hace que durante las primeras y sucesivas relaciones sexuales, el orificio himeneal se dilate lo suficiente como para poder admitir la penetración peniana con facilidad, sin producir lesión himeneal y por lo tanto, conservar así, sus características de integridad hasta la primera vez en la vida
Himen orificio dilatado
El himen con orificio dilatado tiene también la membrana íntegra, pero en cambio, el orificio mantiene un diámetro anormalmente grande. Esta condición puede ser congénita o adquirida por dilataciones lentas, repetidas y progresivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.