Seleccionar aqui tu idioma

miércoles, 6 de noviembre de 2013


El peligroso tratamento de Ictioterapia
Se acerca el buen tiempo y con él una vez más se multiplican las ofertas para realizar tratamientos de Ictioterapia, que nos animan a meter los pies en un acuario lleno de peces garra rufa para que se encarguen de hacernos la pedicura.Los peces se comen las celúlas muertas y pieles , además conlleva una serie de riesgos que es importante conocer o recordar.
¿ Pero que es Ictioterapia?
La ictioterapia consiste en poner los pies dentro de una pecera llena de peces garra rufas o peces doctor. Estas especies acuáticas succionan las células muertas que puedan estar en nuestro pie, dejando la piel más tersa.
La primera en dar la alarma sobre los mismos fue la Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido, avisando de que al realizarse el tratamiento en un recipiente que contiene agua y seres vivos, no pueden utilizarse los procesos convencionales de descontaminación y esterilización, por lo que las posibilidades de transmitir una infección son elevadas, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de gente que hace uso de la pecera al cabo del día.
El Presidente del Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía, el Sr. Jorge Barnés, comenta “que los podólogos andaluces ya se han encontrado numerosos casos de pacientes que han acudido a sus consultas alertados y preocupados por este tratamiento, por lo que el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía ve necesario y urgente informar y alertar a la población del peligro que conlleva la Ictioterapia”.
Los podólogos andaluces quieren concienciar a la población de que aunque los centros que lo aplican cumplan con las normas de higiene y seguridad para poder llevar a cabo este tratamiento, el riesgo de propagación de infecciones de la piel como micosis, verrugas plantares, así como otras enfermedades contagiosas tales como VIH y las hepatitis B y C es muy alto.
Actualmente, Canadá y más de 18 estados americanos han restringido por ley este procedimiento, mientras que en Alemania se han establecido extensos requerimientos para ofrecer este servicio como pruebas de sangre.Además existe una versión más económica de estos peces procedente de paises asiáticos que sí tienen dientes y pueden causar daños en la dermis, aumentando todavía más los riesgos.
Una posible solución sería cambiar los peces con cada usuario nuevo, pero entonces el tratamiento saldría excesivamente caro. Además tampoco hay que olvidar que los peces son seres vivos y aunque se coman las pieles muertas no se nutren de ellas por lo que antes de “trabajar” se les deja con hambre y se les da su comida al finalizar la jornada, algo que les lleva a muchos a morir antes de tiempo por sobrealimentación.
El Ministerio de Sanidad todavía no se ha pronunciado al respecto, así que debemos suponer que si no se ha prohibido la Ictioterapia hasta la fecha es porque no la consideran tan peligrosa como apuntan las asociaciones anteriores, pero aun así yo prefiero hacerme mi pedicura de toda la vida. Quizá no es tan placentera (aunque la disfruto mucho no puedo comparar por desconocimiento) pero desde luego resulta efectiva y sobre todo segura.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.