Seleccionar aqui tu idioma

lunes, 24 de febrero de 2014

Masaje intima Clítoris, Vagina y Ano.
Técnicas Básicas
Muchos hombres no saben,pero la técnica es excelente en la hora de hacer amor  a una mujer,y con certeza impresionará su compañera.Una buena noticia es que el masaje clitoriano puede ser empleado por parejas con discapacidades físicas temporarias y permanentes   ya que las parejas con parálisis pueden no poder llevar a cabo los movimientos físicos requeridos para el coito,para las embarazadas pueden experimentar un incremento en su deseo sexual y orgasmo pero se encuentran a sí mismas incapaces de realizar el coito vaginal,no podemos olvidar de los hombres que sufren algunas problemas sexuales como la disfunción eréctil o la impotencia sexual,estés  con tranquilidad proporcionara a  sus parejas placer sexual y orgasmo.
 Es de vital importante darse cuenta de que el sexo puede existir en ausencia de erección y coito.
El primordial para este tipo de masaje es saber donde esta el clítoris de su pareja,su estado flácido y erecto y explorar el máximo posible para aprender, siempre y cuando sea de común acuerdo y ella este muy cómoda.Una idea es tener cerca la  luz, o una linterna, para iluminar su vulva y ver todo claramente. También debes tener disponible un pequeño espejo de mano o de pie para que tu pareja también pueda ver su vulva y clítoris,  para que ambos puedan ha prender y explorar juntos.
El siguiente paso es hacer un  examen suave con los dedos a  la vulva y sus alrededores labios mayores y menores,evitar tener en este momento mucho vello púbico , entonces con la ayuda de ella que mantendrá sus labios mayores abiertos con una o ambas manos podrás abrir suavemente los labios mayores con tus dedos, examina lo como es adentro. Identifica sus labios menores, su clítoris, y sus orificios orinal y vaginal.Si no puede identificar su clítoris debido a las amplias diferencias en la estructura genital, algunas estructuras individuales pueden no ser inmediatamente identificables,porque algunas mujeres pueden no tener labios menores, o sólo uno o bien un clítoris desarrollado que es fácil de ver, pero algunos son tan pequeños y están tan ocultos que la mujer solamente puede ubicarlo sabiendo dónde es más sensible al tacto, cuando se masturba,una vez localizado el clítoris, trata de identificar todas sus diferentes partes: columna cuerpo, glande, y capuchón prepucio. Dependiendo del tamaño y tirantez de su capuchón puedes no poder retraerlo lo suficiente como para dejar expuesto el glande.Si éste es el caso, puedes  sentirlo debajo de su capuchón, y si su glande es demasiado pequeño, puedes detectar el cuerpo de su clítoris cuando está erecto pero no el glande mismo. Algunos cuerpos de clítoris son muy delgados y difíciles de detectar. En este caso solamente puedes  identificarlo cuando lo sientes volverse erecto entre las puntas de tus dedos.
https://www.uclm.es/ab/enfermeria/revista/numero%208/educma4.jpg
El tercero que se debe hacer es el precalentamiento esto significa que su pareja se masturbe hasta el orgasmo el que debe hacer es que ella empieza a tocase lentamente demostrando así la presión aplicada, y frecuencia ,con varias sesiones repetidas de masturbación y tu parajas podrá masturbarte tan bien como se fuera tu misma,es valido decir aún así puedes no ser jamás tan bueno como tu.
Es mejor que tu chico te masturbe hasta alcanzar el orgasmo antes de que comiences el masaje eso te ayuda a predisponerla de ánimo y hace que responda a más estimulaciones sexual adicional. Algunas mujeres encuentran sus genitales muy sensibles después del orgasmo, así que puedes necesitar masajear suavemente. También hay otros tipos de mujeres que solamente pueden tener un orgasmo en el comienzo, el mejor a hacer en este aspecto es ir lentamente y sólo intenta hacerla sentir bien si descubres que este es el caso de tu pareja. Otras de las cosas importante es que la mayoría de las mujeres están acostumbradas ha masturbase a solas, puede haber una cierta vergüenza al hacerlo en tu presencia,no la presione simplemente sugiere, y permita que ella tome su tiempo,debemos siempre tener confianza en nuestra pareja no perderás nada de la intimidad que experimentas cuando te masturbas ha  sola.
La lubricación 
Dependen mucho de la sensibilidad del clítoris de ella y de la cantidad de lubricación natural, puedes necesitar aplicar un lubricante de base acuosa adicional antes de comenzar con el masaje. Prueba sin lubricante al comienzo, pero si ella te saca o te avisa que es muy sensible, o no siente nada, aplica una generosa capa de lubricación a toda su vulva,también se puede hacer uso de guantes de goma o látex. Esto hará a tus dedos muy resbaladizos, lo cual resultará conveniente si el clítoris de tu pareja es extremadamente sensible, o si tienes los dedos ásperos. Los guantes también son convenientes si insertas tu(s) dedo(s) en su vagina durante el masaje, porque las uñas pueden lastimar las paredes de la vagina.
Los dedos y el método 
Para masajear el clítoris podrás usando 1, 2, o 3 dedos dependiendo del  tamaño y prominencia de tu clítoris determinará cuántos dedos debes usar.Para sentir el cuerpo clitoral y su ubicación se debe utilizar los dedos,  pulgar y el índice y si tiene un clítoris bien desarrollado puedes usar tu pulgar, tu índice, y el mayor.  Y es complicado tocar el cuerpo y glande porque es pequeño o está oculto, usa sólo la punta de tu dedo índice.
Ahora muy suavemente toma el cuerpo del clítoris con tus dedos pulgar e índice. Desliza delicadamente el tejido flojo que lo cubre alrededor, primero hacia atrás y adelante, sintiendo la forma y firmeza de su clítoris. Determina cuánto se desliza el tejido a lo largo del cuerpo de su clítoris. Al principio en lo posible, no tomes su glande, si su clítoris es pequeño no podrás evitarlo. Al deslizar tus dedos hacia atrás y adelante, el capuchón también debe deslizarse hacia atrás y hacia adelante, estimulando su glande. Ve despacio, observa las indicaciones de tu pareja como si está disfrutando lo que haces. Intenta mantener el contacto visual con ella en lo posible, o tanto como sea posible. Si no puedes hablar por medio del cuerpo, entonces preguntarle si lo que haces se siente bien. Preguntarle si debes ir más lento o más rápido, o aplicar un toque más firme o más suave. Si ella no lo sabe, simplemente experimenten.Si no puedes agarrar su clítoris, ubica la punta de tu dedo índice sobre la punta de su cuerpo clitoral o de su capuchón. La experiencia te dirá cuál es más sensible. Mueve suavemente el tejido debajo de tu dedo en pequeños círculos, o hacia atrás y adelante para estimular su clítoris.
http://sorayaginecologo.net/wp-content/uploads/2013/12/Vulva1-300x227.jpg
A continuación frota suavemente su clítoris. Si ella disfruta de lo que estás haciendo simplemente continúa haciéndolo. Al excitarse más y más, incrementa lenta y suavemente la cantidad de presión que aplicas, pero sé suave siempre. También puedes variar la velocidad de tus caricias, muy lenta al comienzo, posiblemente más rápido al acercarse al orgasmo. Tus dedos siempre deben estar agarrando la piel floja que cubre al cuerpo del clítoris, haciendo que se deslice hacia atrás y adelante a lo largo del clítoris. Continúa hasta que llegue al orgasmo.
Ella puede experimentar el orgasmo rápido y fácilmente, pero esto puede no ser siempre el caso. Toma práctica y tiempo a ambos alcanzar la destreza con esta técnica. Puedes limitar los períodos de masaje a 15-20 minutos si no alcanza el orgasmo inicialmente. Haz la sentirse bien, pero no irrites su clítoris o te esfuerces. Ambos necesitan estar relajados. Si tu pareja está realmente disfrutándole pero no experimenta el orgasmo en 15-20 minutos, puedes continuar el masaje por otros 10-25 minutos, siempre que ambos estén cómodos.
Combinación con masaje vaginal  
 http://www.sobretodosalud.com/saludimages/2013/02/punto-g-mujer.jpg
Se puede combinar el  un masaje vaginal mientras estás dando el masaje del clítoris. Mientras una mano estimula su clítoris, la otra puede usarse para estimular su vagina. Insertando tu dedo en su vagina, y estimulando la parte superior de su pared vaginal, apuntando tu dedo hacia el hueso púbico, puedes estimular el punto G, esponja uretral. El movimiento del dedo para estimular el punto g es similar al movimiento cuando se indica a una persona a través de la habitación que quieres que venga, la palma de tu mano hacia arriba, creando un gancho con tu dedo índice. Esto puede producir orgasmos muy fuertes e intensas eyaculaciones de fluido de la uretra. Puedes explorar la vagina y ubicar áreas sensibles a la estimulación digital, o ella simplemente puede disfrutar la sensación de que algo está en su vagina, moviéndose muy lento, o nada. Puedes insertar más de un dedo dependiendo de su flexibilidad y deseo de ser llenada.
Masaje vaginal terapéutica
Necesitas:
Un gotero que tengan en casa + aceite de oliva virgen o rosa mosqueta.
 Llenar el gotero de aceite de oliva virgen y colóquenlo al lado de la cama.
Antes de acostarse se aplican unas cuantas gotas en su área genital y comienzan a masajear.
No busquen excitarse pero disfruten el placer.
Respiren profundo y pausado.
Tomen el tiempo por reloj y no se pasen de 8 a 10 minutos.
Terminen dejando ambas manos sobre la zona masajeada y respiren.
Si viven en pareja lo ideal es que uno se lo haga al otro. La regla de oro es no intentar excitar y no pasarse del tiempo recomendado.Este es un masaje muy buena efectivo para dormir, calma la pulsión sexual, produce una sensación de paz y de confiada entrega, y genera una conexión sentimental en la pareja.
Masaje vaginal Sexual 
Necesitas: 
Lubricante,dedos suaves y mucho cariño
1. Lubrica tus dedos y colocarlos sobre los labios de la vagina, haciendo un movimiento de atrás hacia delante. Poco a poco, pasa de los labios externos a los internos y frota ambos alternadamente con tus dedos pulgar e índice.
2. Con esta técnica aseguras que una mujer sienta el máximo placer. Lo que hay que hacer es introducir tus dedos índice y medio en la vagina y poco a poco, mete el pulgar un poco arqueado hasta que éste llegue al clítoris para hacerle el masaje.
3. Coloca una de tus manos sobre la parte inferior del abdomen de ella y ejerce un poco de presión sobre éste, mientras que introduces poco a poco y con delicadeza los dedos de la otra mano. Repite la acción de manera constante y notarás como tu pareja los disfruta en demasía.
4. Introduce uno de tus dedos hasta la zona más profunda de la vagina y acaricia con delicadeza; provocarás que ella lubrique y así podrás meter otro dedo para practicar el mismo ejercicio con ambos.
Mientras hace estos, con tu mano en forma de C, utiliza tu pulgar para acariciar y ejercer presión sobre el ano. Haz todo esto al mismo tiempo y lograrás el máximo grado de excitación por parte de tu pareja.
5. Muchos juegos eróticos se hacen bajo las sábanas, uno de estos es el siguiente: mientras te masturbas, pídele a tu pareja que coloque sus dedos sobre los tuyos, disfruta la acción y luego cambien de papeles y haz lo mismo con ella.
6. Pon el dedo pulgar en el interior de la vagina y el resto de la mano utilízala para cubrir el clítoris y tus dedos, posiciónalos por encima del monte de venus; acaricia esta zona, al mismo tiempo que el clítoris, así lograrás estimular tanto al punto G interno como externo.
7. Despacio y con delicadeza, introduce el dedo índice en la vagina; mantenlo quieto durante un tiempo y poco a poco, deslízalo de arriba abajo. Este es uno de los masajes más placenteros.
8. Introduce dos o tres dedos en la vagina y muévelos de adentro a fuera, mientras que al mismo tiempo rotas tu muñeca.
9. Otro de los masajes que resulta muy efectivo es que con el dedo índice, hagas un círculo alrededor del clítoris y comiences a acariciarlo de esta manera.
10. Parecido al anterior, igualmente con el índice, haz círculos desde la zona del perineo hasta un poco más allá del clítoris, así abarcarás otra zona que quizá tu pareja no ha explorado y que le pueden generar mayor placer.
Masaje anal
Puedes incorporar también el  masaje anal. Inicialmente esto conlleva masajear la parte exterior del ano, sin penetración. Algunas mujeres tienen más respuesta al masaje anal que al vaginal, o encuentran a la combinación muy intensa y deleitable.
Empieza acariciando las nalgas de tu pareja, roza ligeramente su ano pero no introduzcas tus dedos, esta primera parte es sólo para excitar a tu pareja y relajarla.
Acaricia el ano de forma suave, con uno o dos dedos,  usando un aceite para masaje o lubricante empieza a estimular más intensamente el ano, incluso introducir parcialmente la punta de tu dedo suavemente.
Una vez el ano esté bien lubricado puedes  empezar a masajear desde allí hasta el perineo.
 Una opción muy placentera es usar una balita vibradora para masajear el perineo  esto ayuda a relajar aun más a tu pareja.
Lubrica muy bien tu dedo e introducirlo suave y gentilmente dentro del ano de tu pareja. Si hay incomodidad, retira el dedo y continua masajeando hasta que tu pareja te haga saber que esté lista para intentar de nuevo.
Mueve tu dedo haciendo pequeños círculos dentro de su ano.
No olvides preguntar constantemente sobre cómo se siente tu pareja. Y si hay alguna molestia,  detente.
Empieza a penetrar a tu pareja con tu dedo de forma suave y no muy intensa.
En este punto puede usar algún tipo de juguete anal, como vibradores, bolitas o acostumbradores anales. Pon más lubricante sobre el juguete erótico que elijas así le evitarás molestias a tu pareja.
Puedéis cambiar de roles y esta vez puedes ser tú el que sea penetrado.
Recuerda lavar tus manos muy bien cada vez que realices un masaje anal, de esta forma se evitan infecciones.El uso de guantes de goma o látex te permitirá permutarlos, cambiando de guante antes de cambiar de ano a vulva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.