Seleccionar aqui tu idioma

jueves, 17 de abril de 2014

El Sindrome de Morris


El "Síndrome de Morris",todo ser humano hasta la octava semana de gestación es asexuado, es decir, no presenta ningún tipo de diferenciación sexual. Es a partir de este momento cuando se distingue claramente entre la hembra o el macho. No obstante, una alteración de tipo genético impide la androgenización del feto (conformación de rasgos masculinos), así hay mujeres que físicamente lo son pero con la genética interna propia del hombre. En estos casos conocidos en el argot médico como: el Síndrome de Morris, Síndrome de insensibilidad a los andrógenos (SIA) o Síndrome de feminización testicular, la persona en cuestión posee un cromosoma X y otro Y, lo que la convierte genéticamente en un hombre (XY frente a XX de una mujer), ya que al frenarse la "activación" de las hormonas masculinas (andrógenos) sus características externas son femeninas y su genética de varón. Por lo tanto puede definirse como un trastorno de tipo hormonal, reflejado en la insuficiencia del cuerpo para desarrollar órganos externos masculinos. Lo que en términos científicos se denomina como la incapacidad para mostrar su información fenotípica. La hormona masculina, el andrógeno está presente, pero el cuerpo no reacciona ante su presencia y en consecuencia el cuerpo exteriormente se desarrolla tal y como el de una mujer (en la mayoría de los casos con una altura superior a la media de su género) en sus caracteres sexuales secundarios. Pese a que no poseen útero (Razón por la que no pueden ser madres) ni ovarios (anula la menstruación), presentan testículos internos y una vagina menos desarrollada que la del resto de mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.