Seleccionar aqui tu idioma

sábado, 12 de abril de 2014

Todo sobre la miel

La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas. Las abejas lo recogen, transforman y combinan con la enzima inversa que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura. Además la miel es una secreción que fue consumida anteriormente por éstas.
En el mercado existen varios tipos de miel de sabores,colores y gusto:
Miel Linden/tila europea:
Es una miel incolora , ligeramente amarilla, transparente cuando joven. Después de la cristalización se pone en amarillo ámbar ligero sabor a fresa y tilo es muy densa. Favorece el descanso nocturno. Diurética, eficaz en reglas difíciles (dismenorrea), contra la arteriosclerosis.Esta apreciada miel tal como las hojas del árbol de tilo se usa para combatir el insomnio la angustia y el nerviosismo. Se recomienda para disminuir la presión arterial por su efecto vaso dilatador. Mejora las enfermedades producidas por enfriamientos y los espasmos digestivos
Miel de alforfón:
Tiene un color amarillo oscuro a marrón oscuro. Cristalizado en una masa sólida de grano fino de un color amarillo-marrón u oscuro. Tiene un sabor fuerte, agudo picante, de la que hacen cosquillas en la garganta, y un agradable aroma. Diferir fácilmente en el sabor de otras mieles.Esta miel contiene una mayor concentración de macroelementos, oligoelementos y compuestos antioxidantes que otros tipos de miel.
Miel de girasol:
Tiene un color dorado o a la luz ámbar, cristaliza muy rápidamente a una masa gruesa. Diferente sabor agrio y el tenue aroma de las flores de girasol. En años con veranos secos y calurosos menudo cristaliza en panales. Tiene efectos diuréticos y es estimulante, por lo que reconforta en estados febriles.
Miel de brezo:
Tiene un color de marrón claro a marrón rojizo muy fibrosa. Cristaliza rápidamente en la masa de color rojizo oscuro y viscoso, a menudo permanece en un estado de jalea o gelatina. Sabor ligeramente amargo, astringente y fuerte, Particularidad: es una de las mieles más ricas en principios minerales
Miel de frambuesa: 
Producida en la superficie de deforestación y áreas quemadas en los barrancos forestales. Se refiere a un de los tipos de miel  de la más alta calidad. En un líquido casi incoloro, cristalizada en  con un tono crema. Tiene un aroma sutil de las flores y el delicado sabor de bayas de frambuesa.
Miel y trébol (amarillo o blanco): 
Es el color ámbar claro a   la luz o ligeramente dorada, cristaliza lentamente en cristales pequeños o grandes, formando una masa de color blanco. Tiene un sabor delicado, que recuerda a la vainilla. Útil en trastornos cardiacos, hipertensión, aumento de la función de la tiroides, insuficiencia cardiaca, después de una enfermedad, por lo angioneurosis, la forma inicial de la hipertensión, el insomnio. En la medicina popular utilizado para el mareo, falta de apetito, como hipotensor, cardiotónico, mejora significa la frecuencia cardíaca para la hipertensión, la aterosclerosis (especialmente en la menopausia).
Es sedante, diurético, expectorante, antibacteriano, efecto anti-inflamatorio, analgésico y estimula la secreción de leche en las madres lactantes se utiliza en la aterosclerosis, , como emoliente y analgésico con forúnculos (externamente), en forma de compresas con propóleos - con heridas infectadas, cortes, en forma de baños calientes - con miositis en niños y adultos. Ha acción de absorción en la inflamación de las glándulas mamarias, tumores de las articulaciones en la artritis reumatoide tambien se utiliza para el catarro crónico, bronquitis, hidropesía, flatulencia, con la presencia de dolor abdominal, dolor en la vejiga y los riñones y migrañas..
Miel de romero:
De color cercano al ámbar y densa,aroma y sabor dulce muy característicos. Está recomendada para insuficiencias hepáticas, acidez de estómago, irritación de garganta y contra el asma y el agotamiento físico. Está también recomendada para casos de amenorrea. Tiene efectos tonificantes, por lo que no está recomendada para hipertensos.
Miel de Tomillo:  
De color rojizo, con aroma y sabor característicos, está recomendada para recuperar las fuerzas físicas, contra la tos, fiebre y gripe. Es antiséptica y eficaz en estados depresivos, además de reguladora de la tensión arterial.
Miel de Salvia: 
De color ámbar claro. Permanece líquida mucho tiempo tras la recolección. Se utiliza como tónico y estimulante, y es eficaz en caso de amenorrea (ausencia de regla).
Miel de Cantueso (lavanda, etc.): 
 De color y aroma característicos. Es analgésica, bactericida y antiséptica. Está indicada para combatir cólicos, indigestiones o flato. En uso externo (tópico) se recomienda para lavar heridas por sus propiedades antisépticas.
Miel de Castaño: 
 La miel de esta flor es buena para facilitar la circulación sanguínea. Es estimulante y reguladora de la función intestinal.
Miel de Col:  
Está recomendada para aliviar las afecciones bronquiales.
Miel de Acacia: 
De color ambarino suave, con aroma y sabor delicados, que recuerdan un poco al azahar. Cristaliza difícilmente, es adecuada para los niños pequeños y está recomendada contra la diabetes y el estreñimiento por su buen efecto laxante.
Miel de Ajedrea:
 Estimulante de las funciones genésicas y tónico estomacal.
Miel de  Algodonero:
 Es una miel casi incolora cuando está líquida y prácticamente blanca si está cristalizada. Su aroma y sabor son muy muy poco pronunciados.
Miel de azahar:
 Color amarillo ámbar claro, transparente cuando está líquida, y blanco ligeramente teñido con granos finos y ungüentos cuando está cristalizada. Aroma y sabor perfumados. Excelente miel de mesa. Tiene propiedades antiespasmódica y está recomendada como calmante y en tisanas ligeras para niños pequeños y para adultos en casos de insomnio.
Miel de  Colza:
 De color amarillento o rojizo, con aroma y sabor bastante débiles. Está recomendada en la salud del corazón.
Miel de  Encina:
 De textura densa, color oscuro y sabor dulce. Está indicada para aliviar afecciones pulmonares, bronquiales y como antiasmática. También en uso tópico (aplicación directa) para la cicatrización de heridas.
Miel de Espino blanco. Es buena como calmante y también como tónico para el corazón.
Miel de Espliego:
 Color prácticamente de ámbar y de consistencia fluida, con sabor y aroma característicos a lavanda. Es una miel muy rica en hierro y se utiliza como tónico cardiaco, contra las úlceras de estómago y como antiséptico pulmonar contra la tos y gripe. En uso tópico (aplicación directa) es muy eficaz contra la picadura de insectos, quemaduras y heridas.
Miel de ajedrea y miel de orégano:
Ambas están recomendadas en las curas con miel indicadas en las afecciones de los bronquios y de los pulmones. La miel de orégano es además buena tanto en absorción como en uso tópico en casos de reumatismo y de gota.
Miel de aladierna-arraclán:
Frecuentemente llamada miel de Auvernia. Miel de color verde oscuro de un arbusto, el Rhamnus Iran gula, cuya corteza contiene un principio laxante y purgante: la rhamnina. Este elemento se encuentra en el néctar y confiere así a la miel sus propiedades.
De sabor dulce y azucarado, esta miel constituye un laxante o una purga muy agradable.
Miel de mielada:
La miel de mielada también recibe los nombres de mielato, rocío de miel, miel de rocío o miel de bosque.
Es una miel no extraída del polen o el néctar de las flores, sino que es producida por las abejas a partir de las secreciones de insectos que se alimentan de la savia de árboles, normalmente de pinos, abetos, encinas, alcornoques y otras plantas arbustivas. Su sabor es fuerte, menos dulce y presenta una tonalidad más oscura, de olor y sabor resinosos.
Miel de mielada brillante es poco frecuente en primavera y principios de verano. A veces, la miel de mielada es de color verdoso oscuro se conoce la miel por su viscosidad, y la falta de aroma común de "miel", a pesar de la miel ser muy dulce, no tiene el gusto específico de néctar .Esta miel es posee menos azúcares (monosacáridos) es significativamente más disacáridos (azúcar no es procesada por las abejas), ácidos orgánicos. Es tres veces más dextrinas sustancias tanto minerales, en particular sales de metales alcalinos (sodio y potasio)que es una particularidad y la gran diferencia de los que contiene néctar por estos no tiene esta propriededes.sin contar que no contiene la producción de volátiles y otras sustancias antibióticas que inhiben el crecimiento de microorganismos.
Miel de mielada tiene un sabor a malta, al probar el se nota unos grumos. En comparación con la miel más tradicional, contiene mucho más dextrinas, nitrógeno y minerales. En muchos países, la miel de mielada, debido a su alto contenido de potasio es muy apreciada, por la deficiencia generalizada de este elemento en el cuerpo humano nos permite considerar la miel de mielada más eficaz. Es por eso que en el extranjero es considerada una la miel más cara varias que las de néctar.

Las curiosas clases de miel
Es difícil (pero no imposible) obtener clases uniflorales de miel de plantas que crecen naturalmente dispersas y en pequeño número.
Entre estas clases particulares de miel, muy limitadas en cantidades, citaremos:
Miel de mostaza (reconocida como activa en las enfermedades de corazón).
Miel de castaño (eficaz contra la disentería).
Miel de menta (eficaz contra las cardiopatías y recomendada en las enfermedades del aparato digestivo).
Miel de «mejorana» (aconsejada en casos de enfermedades intestinales).
Miel de hiedra (eficaz contra las neuralgias y contra las cefaleas). Miel de cardencha.
Miel de castaño de la India.
Miel de sauce.Es una miel antipiréticas, analgésicas, anti-inflamatorias, antibacterianos y efectos hemostáticos. Se utiliza para la tos, dolor de cabeza, fatiga, fiebre, útil para fortalecer el cabello.
http://www.inkanat.com/public/imgarticulos/Image/Miel-blog%20es.jpg
Las clases peligrosas de miel
Se trata de mieles que provienen de flores nocivas tanto para el hombre como para el insecto.
Estos néctares «venenosos» son esencialmente los procedentes de las siguientes plantas: delfa, jazmín de Carolina, acónito, belladona, cicuta, cólquico de otoño, estramonio, dedalera, beleño, laurel real, escila, rododendro póntico, azalea póntica...    
La miel en la historia de las civilizaciones 


Los egipcios
En sus jeroglíficos, de unos 6.000 años de antigüedad, aparecían representaciones de abejas y de sus desplazamientos a lo largo del Nilo. Usaban barcos, con colmenas de borro en su interior; efectuando ya una apicultura trashumante.
Los egipcios conservaban los cadáveres dentro de miel y la utilizaban, según describe el documento más antiguo de su medicina, el papiro de Ebers (1.500 a.C) para curar heridas, enfermedades gástricas, intestinales, renales, de los ojos, etc. Lo empleaban en forma de ungüentos, emplastos, fomentos, compresas, infusiones, píldoras, etc. Era, además, uno de los ingredientes de sus cremas de belleza y la servían como ofrendo en sus ceremonias religiosos.
Mesopotamia
De los médicos asirios tenemos constancia en sus manuscritos, que hacían uso de la miel en ginecología, en afecciones oculares y en ungüentos para masajes. Asiria ero conocida con el nombre de «país de la miel y del olivo». En Nímrud, los arqueólogos descubrieron un bajo relieve con la representación de Assov, dios alado de las cosechas y de la polinización en la antiguo Asi­ría, llevando en su mano izquierda una cesta llena de polen de datilera.
Grecia
En lo Grecia antiguo como remedio general se comían miel y uvas.
Pitágoras (siglo VI a.C ) se alimentaba exclusivamente de vegetales y miel. En sus trotados médicos le atribuía numerosas propiedades curativas.
Hipócrates (siglo V a.C.) empleaba la miel, coma frotamiento, en multitud de enfermedades y creía que tenía el poder de alargar la vida. La leyenda indica que sobre su tumbo se instaló un enjambre de abejas y que con su miel se curaban las enfermedades infantiles. Incluso el filósofo Aristóteles (siglo IV a.C) llamado «Sol de la apicultura antigua», estaba convencido de su poder sobre el organismo humano, y aconsejaba, entre otros remedios, miel blanco para las enfermedades de los ojos y en el tratamiento de llagas. Dioscórides (siglo 1 d.C), preconizaba su poder en el caso de problemas intestinales, fístulas, llagas, quemaduras y heridas. Los atletas griegos la usaban como alimenta energético y, además, lo tomaban disuelto en aguo poro recuperar sus fuerzas.
Roma
Cornelio Celso (siglo I a.C.), manifestaba que la miel «sonaba can seguridad, rapidez y de manera agradable».
Plinio el Viejo (23-791, en su Historia natural, la califica de «medicamento con propiedades benditas para los ojos, los llagas y partes internas», y aconseja su aplicación en el tratamiento de fístulas y heridas. Claudio Galeno (siglo 1 d.C.), la indica como parte indispensable de muchas de sus fórmulas magistrales, incluso en casos de envenenamiento.
En el Islam
En el paraíso musulmán -Corán se ofrece... ríos de aguo incorruptible, ríos de miel y de vino purificada... Mahoma (570-632), la indicaba además como uno de los mejores remedios generales.
Avicena (980-1037), en sus «Cánones de la Medicina», describe decenas de remedios o base de cera y miel. En una de sus recetas le atribuye poder poro contribuir a la eterna juventud.
India
El «Vadjour Vedo», uno de los documentos más antiguos de medicina hindú, indica un régimen de leche y miel, y Susruta (XIV a.C), distinguía ocho variedades de miel a las que diferenciaba en sus facultades.
China
Extraordinariamente valorada, le conceden cualidades curativas distintas dependiendo del lugar donde viven las abejas. Así, la denominan: miel de bambú, de madero, de piedra, de tierra, etc.
Rusia
En los más antiguos manuscritos medicinales rusos destacan las propiedades medicinales de la miel, y existe una canción épica que relata como uno de sus héroes, llió Múromets , fue salvado de su parálisis tomando una bebida o base de este precioso producto.

La miel y la infancia  
Alimento privilegiado en la infancia
La miel, que permite una asimilación rápida de glucosa y de levulosa (de valor energético superior a la sacarosa) sin necesidad de digestión y que contiene además sales minerales necesarias para el crecimiento y que puede suplir a leches deficientes (la leche de vaca contiene menos sales minerales que la miel), tiene en pediatría ventajas seguras sobre el azúcar.
En efecto, algunos bebés tienen dificultades al invertir la sacarosa (azúcar de remolacha o de caña de azúcar) y con relación a la maltosa (azúcar de malta) corre el riesgo a veces de producir una fermentación butírica.
Los bebés alimentados con miel presentan siempre vías digesti­vas sanas sin riesgo alguno de flatulencia; se distinguen además de los que están alimentados con azúcar por un mayor desarrollo y por una mayor tasa de hemoglobina. La miel contiene las mismas sales minerales que la leche materna (hierro, cobre, manganeso, silicio, cloro, calcio, potasio, sodio, azufre, aluminio, magnesio...) y refuerza su acción sobre el desarrollo de los huesos, miembros, músculos y órganos. Además, en cuanto estimulador (gracias a sus vitaminas B) de la asimilación de las sales minerales y especialmente del calcio y del magnesio, no puede por menos de recomendársela insistentemente en la dietética infantil.
Actualmente, conscientes de sus grandes efectos, numerosos pediatras de hospitales infantiles de Estados Unidos sustituyen sistemáticamente en los biberones el azúcar por la miel.
 El deporte y la miel
Valor nutritivo
Para probar el valor nutritivo de la miel, el profesor M. H. Haydak se sometió voluntariamente el año 1936 a un régimen alimenticio que constaba únicamente de leche de vaca y de miel:
100 gramos de miel por un cuarto de litro de leche. Sus observaciones clínicas fueron las siguientes:
- ningún signo de fatiga,
- facultades mentales normales,
- no hubo pérdida de peso,
- funcionamiento intestinal normal,
- ausencia de proteínas o de azúcares en la orina,
- ligera alza de la tasa de hemoglobina sanguínea,
- algunos signos de deficiencias en vitamina C (compensada añadiendo zumo de naranjas al régimen). Ver vademécum de Vitaminas
A continuación otros investigadores realizaron experiencias similares con grupos relativamente numerosos de voluntarios para sacar las conclusiones pertinentes.
Después de un período de varios meses, un régimen de leche y miel, completado con dosis adecuadas de vitaminas del comple­jo B, de vitamina C y de yodo, se ha verificado que constituye para el hombre un régimen adecuado sin que presente peligro alguno para su salud.
Otras experiencias comparativas de regímenes alimenticios con o sin miel han llevado a las conclusiones siguientes: la miel facilita la digestión de los demás alimentos y de manera especial la asimilación del calcio y del magnesio.
Además, se ha calculado que 100 gramos de miel equivalen, como valor nutritivo, a cinco huevos, 0,6 litros de leche, 210 gramos de bacalao, tres plátanos, cuatro naranjas, 170 gramos de carne (un aceptable bistec), 120 gramos de nueces y 78 gramos de queso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.