Seleccionar aqui tu idioma

sábado, 26 de julio de 2014

Cambios de la vulva durante el embarazo

Sobre todo en el último tercio del embarazo, en muchas mujeres se produce una mayor pigmentación de la linea alba, de la aureola del pezón y de la vulva. Entonces, según cuán marcada sea la coloración, se denomina linea nigra (‘línea negra’), o también linea fusca (‘línea marrón’). Esta pigmentación se produciría supuestamente por una mayor liberación de la hormona estimulante de melanocitos. Estos cambios se cuentan entre los signos de un probable embarazo. Además, por la fluxión de las venas en la pelvis, puede ocurrir hinchazón y formación de várices en el área de la vulva (varicosis vulvae gravidarum o varicosis vulva in graviditate).

¿Qué son las varices vulvares?  
Las varices vulvares o vulvo perineales son dilataciones varicosas de las venas superficiales de la vulva y periné que aparecen como consecuencia de los cambios que suceden en la gestación, más concretamente alrededor de las 20 semanas de gestación. Se observan como protuberancias azuladas que al ir avanzando el embarazo se van congestionando y aumentan su tamaño. Se pueden presentar sólo en la vulva y con frecuencia en un solo lado de la misma, pero en ocasiones también se encuentran en recto (hemorroides) vagina y los miembros inferiores.
¿Producen alguna incomodidad?
Las varices vulvares, suelen ir acompañadas de incomodidad, sensación de pesadez en la zona genital, a veces prurito e incluso dolor. Las complicaciones no se suelen producir y mucho menos frecuente es aún la rotura traumática por compresión.
¿Las presentan todas las embarazadas?
No, son muy poco frecuentes, las presentan entre un 4 y 7 por ciento de las embarazadas, según distintos autores consultados.
¿Las varices vulvares suponen un inconveniente para el parto vaginal?
No se han encontrado estudios clínicos que comparen el parto vaginal con la cesárea en pacientes con varices vulvares. Pero el parto vaginal se realiza habitualmente sin mayores complicaciones en la mayoría de los casos. En lo posible, se evitaría realizar episiotomía: la matrona o el obstetra siempre decidirán lo más adecuado en cada caso.
¿Cuál es el tratamiento de las varices vulvares?
El tratamiento más recomendado durante el embarazo es conservador, dirigido a aliviar las molestias, el dolor y disconfort. Las medidas higiénicas que se indican en esta situación son evitar estar periodos prolongados de pie, el calor y la ganancia excesiva de peso.
Es recomendable ejercicio moderado como paseos cortos o natación, e intercalar en el día periodos de reposo, con piernas un poco elevadas o tumbada de lado. En algunos casos, la sintomatología se logra aliviar aplicando presión en la zona vulvar. Puede ser de ayuda aplicar crema de caléndula en la zona. También es posible utilizar remedios homeopáticos.
En otros casos, el médico recomienda medidas farmacológicas como flebotónicos a partir del segundo trimestre de embarazo, para aliviar los síntomas. En cualquier caso, déjate aconsejar por tu obstetra o matrona.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.