Seleccionar aqui tu idioma

miércoles, 30 de julio de 2014

Un baño para cada situación
Baño tonificante  
Muy efectivo para tonificar el cuerpo y la mente, el agua no deberá estar excesivamente caliente. Los aceites más adecuados son los de ciprés, naranja y romero:
El ciprés alivia la falta de tono muscular y aumenta la energía
La naranja induce optimismo y ganas de vivir
El romero, además de ser un buen tónico muscular, aumenta la percepción de nuestros sentidos.
En invierno
Para resfriados, gripes y congestiones nasales nada mejor que un baño bien caliente con eucalipto y tomillo.
El eucalipto es expectorante, bactericida y antiséptico, además disminuye el dolor y baja la fiebre
El tomillo refuerza el sistema inmunitario y protege de los resfriados. También estimula la sudación.
Baño depurativo-circulatorio
Los aceites de limón, pino y romero son los más adecuados para un baño que favorezca el drenaje y la eliminación de toxinas.
El limón y el pino estimulan la circulación sanguínea y la linfática, por lo que pueden resultar de gran ayuda a la hora de combatir los trastornos circulatorios y el dolor de piernas causado por la retención de líquidos.
El romero también posee un efecto descongestivo, al tiempo que estimula la circulación, las glándulas suprearrenales y la vesícula biliar
Baño afrodisíaco
En este caso serán muy útiles los aceites de neroli, ylan-ylan y canela.
El neroli, cuya esencia es dulce, atrayente y seductora, resulta un potente antidepresivo al tiempo que alivia la fatiga
El Ylan-ylan (que significa aroma de los aromas) estimula la sensualidad
Y la canela, con una fragancia dulce y picante, alivia la tensión y vigoriza los sentidos
Baños tranquilizante
Disminuye la ansiedad, relaja los nervios y favorece el sueño. Es preferible tomarlo por la noche antes de acostarse. Los aceites más indicados son el de sándalo, manzanilla o lavanda.
El sándalo es un armonizador de las facultades anímicas, al tiempo que potencia la calma y favorece la meditación. También ayuda a liberar las tensiones internas
La manzanilla es un excelente calmante y tranquilizante
La lavanda es ideal para potenciar el sueño de los niños nerviosos
Baño relajante
 Los aceites más indicados en este caso son el jazmín, la lavanda y el geranio y, si se emplean conjuntamente, bastan tres gotas de cada uno
El jazmín posee un aroma seductor y actúa como relajante general del organismo
La lavanda, además de ser un excelente relajante muscular, es un buen tranquilizante y favorecedor del sueño
El geranio disminuye el dolor muscular







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.