Seleccionar aqui tu idioma

domingo, 24 de agosto de 2014

Decoración: Estilo Industrial 
Una de las tendencias decorativas que están causando furor entre los estilistas más actuales es lo que se conoce como estilo industrial. La incorporación de nuevos tipos de viviendas al mercado y la moda de adaptar espacios “curiosos” para usarlos como lugar de residencia, han provocado la aparición de un look más urbano en decoración.
Esta tendencia es ideal para pisos pequeños, lofts y casas antiguas con techos altos. En estos casos lo ideal es reconvertir el espacio pero manteniendo los elementos estructurales esenciales. Habitaciones diáfanas, colores fríos y pocos elementos decorativos, son la esencia de este novedoso estilo.
Las viviendas decoradas con elementos industriales combinan materiales como el metal, el cemento, el aluminio o el vidrio, mientras que la madera suele aparecer con menor frecuencia y, si lo hace, es en formato lacado, de colores como el blanco o el negro. Esta moda es ideal para aquellos que prefieren las formas geométricas puras, las líneas rectas y, sobre todo, el orden, ya que los elementos ornamentales son la mínima expresión.
El mueble de aire industrial se impone y, con generosidad, comparte escenario con propuestas barrocas y diseños de líneas puras, una fusión de gustos y estilos. Combinar sin miedo y sin estridencias es la máxima consigna para la nueva temporada. La clave del éxito está en la mezcla armoniosa y en el gusto por el detalle.
La crisis económica que se vive hoy no invita a comprar muebles nuevos, "se venden" muchos más objetos como lámparas, cojines, jarrones o marcos de fotografías, "pequeños detalles que otorgan un aire fresco al hogar sin necesidad de gastar demasiado".
La crisis no invita a comprar muebles nuevos, se venden más objetos decorativos. La elegante estética "retro" de los años cincuenta, las líneas blancas y puras del estilo nórdico y las antigüedades configuran también algunas de las novedades.
Un aspecto fundamental en este caso son los techos. Generalmente lo recomendable es que cuenten con techos de doble altura a través de la instalación de una escalera en algún tipo de material metálico, e inspiradas en las antiguas naves industriales. Un detalle en este punto es que las instalaciones eléctricas resultan muy difíciles de esconder y se encuentran a la vista.
Igualmente, si queremos cubrir paredes y techos podemos utilizar como opción los paneles de metales corrugados. Lo que debemos hacer es medir los espacios que queremos cubrir y comprar la cantidad necesaria.
En cuanto a los colores, lo bueno de este estilo es que se puede utilizar cualquier tipo de color, aunque, por supuesto, son mejores aquellos tonos intensos que brindan carácter. Por ejemplo, podemos usar pintura de apariencia metálica, creando así una superficie magnética.
Los elementos secundarios también son importantes, como sucede en cualquier estilo decorativo, aunque en este caso la ventaja es que podremos encontrar aquellos que encajen en los mercados de segunda mano y antigüedades, lo que nos permitirá decorar el lugar de forma económica.
Las casas en las que predomina esta tendencia suelen presentar una doble altura a través de la instalación de una escalera en algún tipo de material metálico, e inspiradas en las antiguas naves industriales. Si los techos son altos, seguramente la vivienda dispondrá de grandes ventanales en los que debe evitarse el uso de cortinas muy recargadas.
En definitiva, el estilo industrial deja de lado los elementos decorativos para darle mayor protagonismo a la arquitectura de la vivienda (vigas, tuberías exteriores, etc). Aún así, los mercados de segunda mano y antigüedades pueden ser el lugar ideal para encontrar los elementos que encajen con este estilo, como lámparas o muebles de oficina antiguos.
Ideas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.