Seleccionar aqui tu idioma

martes, 5 de agosto de 2014

Lo que debemos saber sobre los preservativos 

Ya estamos cansados de saber que el preservativo, tanto femenino como masculino, es uno de los métodos anticonceptivos de barrera que evita embarazos no deseados y previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual. El preservativo retiene el semen e impide toda posibilidad de unión de los espermatozoides con el óvulo y por tanto la posibilidad de un embarazo es casi nula.
Lo que muy poco sabemos, es que al igual que la ropa o lo zapatos, hay diferentes tallas y estilos. Las veces el tamaño del preservativo que utilizamos no es el adecuado. Es importante saber cuál es tu talla, porque si no puede ajustarse mal y provocar roturas. Si no te sientes cómodo con él, notas que se te ajusta mal o que se te desliza, es que no estás utilizando la talla adecuada. Debemos tener muy claro que los condones están hechos de diferente longitud y ancho, y en general, cada fabricante produce sus propios tamaños. Por lo que puedes probar con diferentes marcas y estilos hasta que encuentres el adecuado. Entonces surgirá una rápida y coherente pregunta.(¿?)
¿Cuáles son los tamaños de preservativos que existen en el mercado? 


El Primero que debemos tener en mente es que, la talla de un preservativo se expresa en dos dimensiones. La primera es su longitud, la segunda es su ancho nominal. La medida estándar de un preservativo suele ser de 170 mm de largo, 48 mm de ancho nominal y entre 0,055 y 0,07 mm de grosor. A partir de este tamaño, los podrás encontrar más grandes o más pequeños, tanto de longitud, como de diámetro. Las medidas suelen variar de 16 a 22 cm de longitud y de 3,5 a 6,4 cm de diámetro. El tamaño más pequeño suele nombrarse como “Ajustado” y los más grandes como “Magnun” o “confort”.
Gustaría de aclarar algo, es que el ancho nominal no es sinónimo del diámetro de la circunferencia del anillo del preservativo, sino a la medida que existe en cada lado al juntar el anillo del preservativo presionándolo. Generalmente un preservativo clásico (refiriéndome a los vendidos usualmente en las farmacias y centros de conveniencia) tienen una longitud de 185 mm x 53mm +/- 2 mm de ancho nominal. Estos presentan un diámetro de 3.7 a 3.9 cm, lo cual redunda en una circunferencia de entre 11.62 a 12.25 cm. Esto es suficiente tamaño para la mayoría de la población; ya que el promedio de grosor es de 12.5 cm con un punto de grosor usual cercano a los 13.2 cm. Recuerden que al ser de látex, los preservativos pueden tener cierta tolerancia al estiramiento sin causar incomodidad al usuario.
Pero como de todos es conocido, el pene no tiene una medida estándar, puede haber largos y delgados, o cortos y gruesos, y otras combinaciones más. Por tanto, la medida estándar no satisfará todas las necesidades presentadas por aquellos individuos con medidas alejadas de la media.
Actualmente no existe limitación con el límite superior, pero el condón con mayor ancho nominal es de 69mm.
¿Todos los preservativos tienen la misma forma? 



No, ni todos poseen la misma forma. Los denominados de lados no paralelos y los anatómicos presentan diversos anchos a medida. La forma generalmente es mostrada en las cajas de los preservativos. Algunos no poseen reservorio para el semen, pero actualmente, la mayoría de los fabricados traen esta característica.
Otras características son texturizados, saborizados y coloreados, con espermicida, extra-lubricados, secos, retardadores de la eyaculación, extra-seguros y ultra-sensitivos.
Los texturizados: son aquellos que traen pequeñas franjas o bolitas que proporcionan mayor sensación en las paredes de la vagina. Estos no son recomendados para el sexo anal, ya que pueden provocar irritación en la pareja (Experiencia propia).
Los de sabores y colores: pues bueno, ya sabemos su uso.
Con espermicida: Estos traen una sustancia que eliminan los espermatozoides al momento de entrar en contacto con dicha sustancia. Generalmente es Nonoxinol-9. 
Extra-lubricados: Generalmente traen mayor lubricación que los normales. Estos ofrecen mayor comodidad al momento de la penetración.
Secos: Estos están fabricados para que el usuario los lubrique a su gusto, muy utilizados en juegos eróticos.
Extra-seguros: Un preservativo convencional tiene un espesor 0.065 +/- 0.015mm. Los extra-seguros son preservativos que poseen un mayor espesor, generalmente un valor superior a los 0.08 mm. Tienen ventajas y desventajas. Al ser más gruesos reducen la sensibilidad en el hombre, pero brindan una mayor protección frente a las ETS y rompimientos accidentales. Estos son los preservativos más recomendados para el sexo anal. Un efecto colateral es que te permiten durar más en la relación debido a la perdida de sensibilidad.
Ultra-sensitivos: Estos a diferencia de los anteriores tienen un espesor menor al de un preservativo convencional, estos rondan entre los 0.04 mm o menos, siempre sin salirse de los valores promulgados por el estándar no son indicados para el sexo anal, debido a su facilidad de rompimiento con la fricción.
Retardadores de la eyaculación: Estos preservativos vienen empapados de una sustancia anestésica pudiendo ser benzocaína o lidocaína, reduciendo así la sensibilidad en el pene. Ayudan a controlar la eyaculación,esos no son sobre ninguna hipótesis recomendados para sexo anal ni oral.
¿Cuál sería mi talla?
Al momento de elegir tallas, no es muy importante el largo del pene, a menos que supere los 18.5 cm, pero sí es importantísimo saber la circunferencia del pene.
Tomaremos en cuenta cuatro formas básicas sobre el grosor del pene:
1. Aquellos que tienen mayor grosor alrededor de la base
2. Aquellos que tienen un grosor parejo
3. Aquellos que tienen la parte más gruesa alrededor del glande
4. y aquellos que tienen mayor grosor en el tronco del pene.
Tabla de referencia 
 

Los que tienen un grosor parejo pueden utilizar las medidas de la tabla con perfectos resultados.
Ahora bien aquellas personas que tienen la parte más gruesa alrededor del glande o en alguna parte del tronco, deben de tomar en consideración que el grosor para elegir su talla debe ser el que posean en la base de su miembro, esto asegura que el preservativo no se deslice durante el acto sexual. Las presentaciones anatómicas son las más adecuadas para aquellos individuos con punto de mayor grosor cerca del glande.
Las personas que posean la parte más gruesa en la base del pene, tienen el problema de no poder utilizar el ancho de su base para elegirlo, ya que aunque quede ajustado, el individuo se sentirá incómodo por el mal ajuste que tiene el preservativo. La única opción es probar. Para empezar puedes tomar el promedio de tres medidas (la primera a dos centímetros del glande, otra en la mitad del miembro y el otro en la base). Utiliza el valor del promedio para elegir el preservativo. Consigue uno y pruébalo, si lo sientes demasiado ajustado utiliza la medida de tu base, si lo sientes demasiado flojo, utiliza la medida de ancho nominal inferior. Otra opción es utilizar la medida más pequeña y aumentar en caso de sentir que nos queda demasiado ajustada.
Al ser yo mismo de este último caso, puedo expresar un ejemplo:
Actualmente mis medidas son:
Cerca del glande: 11.4 cm
A mitad: 12.2 cm
Base: 12.9 cm
Promedio: 12.1
Largo: 17.4 cm BP (Lastimosamente tengo 3 cm de grasa y pos eso tapa mucho)
Según la tabla, me correspondería un preservativo de 60 mm, aunque esto me resulta incomodo. Generalmente utilizo preservativos que van en el rango de los 54 a 56 mm de ancho nominal. Para evitar sentir que me queda demasiado flojo en el glande, utilizo preservativos con lados paralelos. Eso me proporciona comodidad. Una recomendación practica es evitar aquellos preservativos con forma anatómica o denominados Easy-On.
Ahora parejas a desfrutar!!!!!!!!!!!!!!!












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.