Seleccionar aqui tu idioma

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La dismenorrea





La dismenorrea  o menstruación dolorosa es una irregularidad de la función menstrual. Se caracteriza por períodos dolorosos que aparecen con la menstruación.
Durante la menstruación, una gran parte de mujeres padece dolores menstruales o en términos médicos, dismenorrea. Es un dolor abdominal que aparece como consecuencia de las contracciones del útero.
Los síntomas pueden ser diversos: calambre en las piernas, dolor pélvico o abdominal intenso, dolor en la parte baja de las espalda (a la altura de los riñones), dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, exceso en sudar, desmayos, fatiga, así como ansiedad, irritabilidad o depresión, es decir, que afecta tanto el estado físico como anímico. En algunos casos, además de los síntomas, se expulsan durante la regla coágulos de sangre o moldes endometriales. Suele distinguirse entre dismenorrea primaria, presente en mujeres jóvenes, y dismenorrea secundaria, que aparece en mujeres mayores.
La dismenorrea puede ser primaria, cuando simplemente está vinculada con la aparición del período menstrual o secundario, cuando está relacionada con un problema ginecológico.
Es que la son clasificadas por grado. 
Grado 0: Menstruación no dolorosa y la actividad diaria no se encuentra afectada.
Grado 1: Menstruación dolorosa, pero rara vez inhibe la actividad normal, los analgésicos son rara vez requeridos, el dolor es leve.
Grado 2: Actividad diaria afectada, los analgésicos son requeridos y dan suficiente alivio para poder realizar actividades diarias, el dolor es moderado.
Grado 3: Actividad diaria claramente inhibida, pobre efecto de los analgésicos, síntomas vegetativos (cefalea, fatiga, vómitos, y diarrea), el dolor es severo.
Grado 4 : Los síntomas del grado 3 a los que se suman alucinaciones, Náuseas y vómitos.  


Remedios naturales
Alimentación:Es importante que en tu dieta abunde el calcio. Este mineral ejerce una acción fundamental sobre la contracción y relajación de los músculos uterinos. Por eso, contribuye a reducir la aparición de espasmos y de calambres. Además de productos lácteos, el calcio puede incorporarse a través de verduras como el brécol y la zanahoria; y frutas como las fresas, las uvas y las naranjas. Y no nos podemos olvidar del sésamo.
Consume altas dosis de vitamina D, ya que facilita la absorción del calcio. Esta sustancia se encuentra en la margarina, los cereales, el atún y la sardina, entre otros alimentos.
Evita, durante y antes de la menstruación, la ingestión de café, té, chocolate, gaseosas y bebidas alcohólicas, ya que todos estos contienen cafeína, sustancia que facilita la eliminación del calcio.
Remedios caseros 
Durante algunos minutos, colócate una bolsa de agua caliente sobre la zona abdominal. El calor contribuye a que fluya mejor la sangre.
Relaja tus músculos abdominales. Date un baño de veinte minutos; coloca en el agua una taza de bicarbonato de sodio y otra de sal marina.
Hazte una infusión de anís verde, manzanilla y alcaravea. Mezcla las hierbas y coloca treinta gramos de la combinación en medio litro de agua. Deja que hierva durante diez minutos. Luego, tapa el recipiente y deja reposar durante cinco minutos. Bebe entre dos y tres tazas al día.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.