Seleccionar aqui tu idioma

jueves, 20 de agosto de 2015

Diez errores que cometemos al limpiar el baño
http://blog.redformas.es/wp/wp-content/uploads/2013/04/Reformas-Ba%C3%B1os-Madrid-1024x710.jpg
El baño es una de las estancias de la casa que requiere una limpieza más exigente. La desinfección es esencial para mantener la correcta higiene de este cuarto que a diario utilizan todos los habitantes de la casa. ¿Crees que sabes limpiar el baño correctamente? Comprueba si cometes alguno de estos errores al hacerlo:
1.Ventilación: tanto durante como después de limpiar el baño debes mantener una completa ventilación. Mientras apliques los productos limpiadores deja las ventanas abiertas (o el extractor de baño encendido) para evitar en gran medida inhalar los vapores que emanan. Una vez hayas limpiado el baño y fregado el suelo, deja la estancia en ventilación para que se seque lo antes posible y no aparezca moho.
2.Usar un multiusos para todo el baño: el baño requiere una desinfección completa que difícilmente te proporcionará cualquier spray multiusos. Emplea lejía al menos para desinfectar el inodoro y la bañera o el plato de ducha. También es aconsejable para el suelo del baño, que suele acumular bacterias del inodoro. Además, si tienes mampara tendrás que usar algún antical potente que te permita eliminar el rastro del agua.
3.Olvidar el exterior del váter: es frecuente que nos afanemos el desinfectar a fondo el interior del inodoro y olvidemos o repasemos muy por encima la cara exterior. En la base del inodoro se acumula la misma cantidad de bacterias que en el asiento o en su interior. Desinfecta a conciencia esta zona con lejía para dejar el inodoro totalmente limpio.
4.No limpiar la escobilla: si limpiamos el baño y el inodoro con regularidad pero nos olvidamos de la escobilla, cada vez que la usemos estaremos transfiriendo todos los gérmenes que acumula. Rocíala en cada limpieza con lejía o desinfectante y aclárala con abundante agua. Si quieres puedes llenar la base en la que la depositas con agua, un chorrito de lejía y algún limpiador con aroma para refrescar el inodoro entre limpieza y limpieza cada vez que uses la escobilla.
5.No limpiar la cortina de la ducha o la mampara: son dos accesorios que están sometidos a la humedad permanente, por lo que tienden a acumular moho y microorganismos. Limpia las cortinas con el limpiador de baños y un poco de lejía frecuentemente y, cada cierto tiempo, métela a la lavadora a la máxima temperatura que te permita. Con las mamparas, pon especial atención a los carriles, donde suele proliferar el moho y se acumulan cabellos y restos de los productos que utilizamos para la higiene personal.
6.No secar las superficies: la humedad es una constante en los baños y puede dar lugar a que el moho prolifere en torno a los lavabos, la cisterna o la bañera. Una vez hayas desinfectado y limpiado, recuerda repasar cada superficie con varios trapos secos y limpios. Además de dejar un acabado brillante, estarás previniendo la aparición de moho.
7.No retirar las toallas: la limpieza del baño es un buen momento para cambiar las toallas usadas durante varios días por unas limpias. Si aún es pronto para hacerlo saca las toallas del baño mientras limpies para evitar que tengan contacto con los productos que utilizas. Ten cuidado especialmente con la lejía que puede desteñir las toallas de color.
8.No cambiar la alfombrilla: tiende a acumular mucha humedad y suciedad por el uso continuado. Métela en la lavadora y cámbiala por una limpia siempre que hagas limpieza en el baño.
9.No limpiar los accesorios pequeños: los recipientes donde colocamos por ejemplo el cepillo de dientes, la pasta o los cepillos para el pelo también requieren una limpieza frecuente. Teniendo en cuenta las condiciones permanentes de humedad en las que se encuentran y el contacto con las herramientas de limpieza bucal, así como la cercanía del inodoro, resulta más que necesario desinfectarlos adecuadamente.
10.Usar la misma bayeta para el inodoro que para el lavabo: para guardar la mayor asepsia posible, utiliza bayetas diferentes para limpiar el inodoro y el resto del baño. O, si lo prefieres, empieza limpiando la ducha y los lavabos primero para acabar por el inodoro y así evitar la transmisión de bacteria fecales.
@flota.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.