Seleccionar aqui tu idioma

martes, 1 de septiembre de 2015

Cromoterapia:Como aplicala  en la casa
¿Sabías que los colores utilizados en casa pueden influir en tu estado de ánimo? Inconscientemente tendemos asociar distintas tonalidades con estados, como la calma o el peligro, basándonos principalmente en referencias procedentes de la propia naturaleza o en una asociación de tipo cultural. Sea como fuere, lo cierto es que debemos tener muy en cuenta los colores que queremos utilizar en las estancias de nuestro hogar según la actividad que queramos realizar en ellas.Toma nota de este estupendo consejos sobre los colores en tu casa.
Azul  
Es el color relacionado con la tranquilidad, la armonía y el sosiego. Debido a ello, es recomendable usarlo en la habitación de niños pequeños o en la de personas con algún tipo de trastorno emocional. Para evitar la sensación de frialdad e impersonalidad que pueda producir aislado, debemos combinarlo con otros tonos más acogedores con el objetivo de aumentar la sensación de calidez de la estancia.
Si aprendes todas estas claves podrás utilizar los colores, y sus combinaciones, con el objetivo no sólo de conseguir que las superficies parezcan más o menos grandes sino también con la intención de crear un efecto en el estado de ánimo de quienes las perciben. Así funciona la cromoterapia. ¿Te animas a probarla?
Amarillo 
Aunque sus tonos más crema consiguen crear una mayor sensación de relajación y tranquilidad, la principal asociación del amarillo es la alegría, pues es el color antidepresivo por excelencia. Además, es ideal para decorar habitaciones juveniles, pues tiene la propiedad de estimular el cerebro y favorecer la creatividad.
Blanco, beige, gris…Colores neutros  
Son ideales para estancias acogedoras donde pretendamos estar relajados y sosegados, como el dormitorio. Estos colores nos aportan una sensación de calma especial que puede ayudarnos a combatir y canalizar el estrés.
Rosa 
Éste color, que ya ha transcendido su vinculación exclusiva con el público femenino, puede influir provocando un estado de sensibilidad y relajación. Sin embargo, si lo utilizamos en habitaciones activas, como el salón, podemos usar sus tonos más cercanos al fucsia para provocar un plus de energía en nuestro estado de ánimo.
Rojo 
Energético y estimulante. El rojo es asociado frecuentemente con la pasión y con la fuerza y tiene un alto grado de estimulación en quien lo percibe. Por ello, no es recomendable utilizarlo en exceso sino combinado. De hecho, en lugares de reposo como los dormitorios puede desencadenar una reacción opresiva y emocionalmente desestabilizadora si lo utilizamos demasiado. También resulta curioso que sea un color generador del apetito, por lo que es utilizado con frecuencia en las cocinas.
Verde 
Es un color que relacionamos instintivamente con la naturaleza. Puede provocarnos una sensación de optimismo, alegría y limpieza e incluso de paz y relajación si utilizamos sus versiones menos saturadas, las más pastel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.